Estudios de la mujer Blog de Anarella Vélez

María Dolores Bedoya

María Dolores Bedoya nació en Escuintla, Guatemala, el 20 de septiembre de 1783. Estaba casada con otro prócer guatemalteco, el médico Pedro Molina, con quien compartía las reuniones de los criollos que simpatizaban con las ideas emancipadoras.

Era hermana de Cayetano y Mariano Bedoya, patriotas emancipadores guatemaltecos que en 1813 intentaron rebelarse contra las autoridades españolas y fueron enviados a prisión al fracasar su intento. María Dolores intentó durante meses que el gobernador tuviera clemencia con sus hermanos, pero todos sus ruegos fueron desoídos.

La finca “La Jauja”, en donde vivía con su marido y ocho hijos de ambos, era uno de los sitios donde se reunían los independentistas guatemaltecos. De a poco, fueron permeando en María Dolores la necesidad de llevar a la práctica las ideas libertarias que se debatían en su hogar durante esas jornadas de conspiración.

En la noche del 14 de septiembre de 1821, momento en que comienza el proceso independista en la ciudad de Guatemala, recorrió junto con Basilio Porras las calles de la ciudad llamado a los criollos a unirse al movimiento.

El 15 de septiembre, mientras las autoridades coloniales y patriotas debatían el fin del mandato colonial, Dolores Bedoya se mantuvo en las afueras del Palacio Nacional a la espera de las noticias políticas del momento.

Dice la leyenda que ante las dilaciones propiciadas por el sector español, María Dolores mandó a tocar música de tambores y disparar cohetes de festejo para que los indecisos de la ciudad dieran por cierto que se había declarado la independencia y que el pueblo celebraba su triunfo. Siempre de acuerdo a ese relato, al sentir las detonaciones y el pueblo exaltado las autoridades coloniales creyeron que había estallado una rebelión y entonces apuraron su capitulación política ante las fuerzas emancipadoras.

Declarada la emancipación centroamericana y la inclusión de Guatemala entre los territorios libres, apoyó a su marido en las tareas políticas con las limitaciones que la época imponía a las mujeres para actuar en los asuntos públicos.

Compartía el ideario liberal con su marido y fue una fiel compañera tanto a la hora de los triunfos políticos como en los momentos del exilio. Murió en la ciudad de Guatemala el 9 de julio de 1853.

Conclusión: en tiempos de la independencia hubieras sido de esos personajes imprescindibles, que actúan en el momento indicado y se dejan llevar por esa inspiración libertaria que muy pocos manifiestan.

Fuente: http://canalbio.com/pt/biografias/Maria-Dolores-Bedoya.html

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Gracias Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: