Estudios de la mujer Blog de Anarella Vélez

2018-B-1300 Postee aquí sus informes grupales

16 comentarios »

  1. La danza es de las expresiones corporales más ancestrales que caracterizan a la historia del ser humano. Se trata de la expresión principalmente corporal que acompaña un ritmo acústico. De este modo, encontramos que se dice que la danza es “el lenguaje del cuerpo”.la danza es como un espejo del alma que habla a través de los movimientos del cuerpo se debe enseñar desde temprana edad. el cuerpo es capaz de hacer el ritmo de una melodía bailable que ademas de ser saludable nos ofrece sentimientos tanto al que los baila como al publico con este baile se puede expresar alegría tristeza o amor

    Comentario por cintia garcia — 17/08/2018 @ 19:08 | Responder

  2. Nombre: Cintia Liset Garcia Solorzano
    Numero de cuenta: 20171030134
    Numero de lista: 46
    Grupo: 5
    estudie en el instituto España Jesús Milla Selva la carrera de bachillerato profesional en contaduría y finanzas
    Mi expectativa son conocer el papel que tiene la mujer y lo valiosa que tiene que ser cuales son los derechos que tenemos porque estamos en un mundo donde los hombres los discriminan ya por su machismo donde los hacen de menos solo por ser mujer

    Comentario por cintia liset — 17/08/2018 @ 18:58 | Responder

  3. Universidad Nacional Autónoma de Honduras
    Grupo n° 5
    Historia de la situación de la mujer en la época capitalista y en américa en la época post-colonial
    Integrantes
    1.Bessy Maribel Garcia Flores
    20171001489
    2.Cintia Liset Garcia Solórzano
    20171030134
    3.Diana Nazareth Alvarado Canales
    20171034498
    4.Dulce Maria Pelit Vindel
    20171032405
    5.Heysell Aguilar Godoy
    20171030046
    6.Karen Lizeth Godoy Matute
    20171002802
    7.Linda Argentina Toscano
    20171003911
    8.JeiIly Stephany Vasquez Núñez
    20171030294
    9.Tania Damary Solórzano Nieto
    20171033068

    Estudios de la mujer 2018-B-1300
    Docente: Dra. Anarella Vélez Osejo
    Objetivos
    1. Describir la situación de las mujeres en la época capitalista y post-colonial
    2. Analizar los problemas que enfrento la mujer en dicha época de la historia.

    El Capitalismo: Sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Aunque tiene sus orígenes en la antigüedad, el desarrollo del capitalismo es un fenómeno europeo; fue evolucionando en distintas etapas, hasta considerarse establecido en la segunda mitad del siglo XIX.
    Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que se convirtió en el opuesto al capitalista.
    El término kapitalism fue acuñado a mediados del siglo XIX por el economista alemán Karl Marx. Otras expresiones sinónimas de capitalismo son sistema de libre empresa y economía de mercado, que se utilizan para referirse a aquellos sistemas socioeconómicos no comunistas. Algunas veces se utiliza el término economía mixta para describir el sistema capitalista con intervención del sector público que predomina en casi todas las economías de los países industrializados.
    Se puede decir que, de existir un fundador del sistema capitalista, éste es el filósofo escocés Adam Smith, que fue el primero en describir los principios económicos básicos que definen al
    capitalismo. En su obra clásica Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776), Smith intentó demostrar que era posible buscar la ganancia personal de forma que no sólo se pudiera alcanzar el objetivo individual sino también la mejora de la sociedad.
    Los intereses sociales radican en lograr el máximo nivel de producción de los bienes que la gente desea poseer. Con una frase que se ha hecho famosa, Smith decía que la combinación del interés personal, la propiedad y la competencia entre vendedores en el mercado llevaría a los productores, “gracias a una mano invisible”, a alcanzar un objetivo que no habían buscado de manera consciente: el bienestar de la sociedad.
    Características del capitalismo
    A lo largo de su historia, pero sobre todo durante su auge en la segunda mitad del siglo XIX, el capitalismo tuvo una serie de características básicas.
    En primer lugar, los medios de producción —tierra y capital— son de propiedad privada. En este contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para producir bienes y servicios destinados al consumo.
    En segundo lugar, la actividad económica aparece organizada y coordinada por la interacción entre compradores y vendedores (o productores) que se produce en los mercados.
    Origenes
    Tanto los mercaderes como el comercio existen desde que existe la civilización, pero el capitalismo como sistema económico no apareció hasta el siglo XIII en Europa sustituyendo al feudalismo. Según Adam Smith, los seres humanos siempre han tenido una fuerte tendencia a “realizar trueques, cambios e intercambios de unas cosas por otras”.
    Este impulso natural hacia el comercio y el intercambio fue acentuado y fomentado por las Cruzadas que se organizaron en Europa occidental desde el siglo XI hasta el siglo XIII. Las grandes travesías y expediciones de los siglos XV y XVI reforzaron estas tendencias y fomentaron el comercio, sobre todo tras el descubrimiento del Nuevo Mundo y la entrada en Europa de ingentes cantidades de metales preciosos provenientes de aquellas tierras.
    El orden económico resultante de estos acontecimientos fue un sistema en el que predominaba lo comercial o mercantil, es decir, cuyo objetivo principal consistía en intercambiar bienes y no en producirlos. La importancia de la producción no se hizo patente hasta la Revolución industrial que tuvo lugar en el siglo XIX.
    Sin embargo, ya antes del inicio de la industrialización había aparecido una de las figuras más características del capitalismo, el empresario, que es, según Schumpeter, el individuo que asume riesgos económicos. Un elemento clave del capitalismo es la iniciación de una actividad con el fin de obtener beneficios en el futuro; puesto que éste es desconocido, tanto la posibilidad de obtener ganancias como el riesgo de incurrir en pérdidas son dos resultados posibles, por lo que el papel del empresario consiste en asumir el riesgo de tener pérdidas.
    El camino hacia el capitalismo a partir del siglo XIII fue allanado gracias a la filosofía del renacimiento y de la Reforma. Estos movimientos cambiaron de forma drástica la sociedad, facilitando la aparición de los modernos Estados nacionales que proporcionaron las condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo del capitalismo. Este crecimiento fue posible gracias a la acumulación del excedente económico que generaba el empresario privado y a la reinversión de este excedente para generar mayor crecimiento.
    El origen de la opresión de las mujeres Los marxistas revolucionarios se diferencian de todas las demás personas que defienden la liberación de las mujeres en un aspecto importante. Nosotros no creemos que la opresión de las mujeres sea algo que ha existido siempre, ya sea por causa de diferencias biológicas entre los sexos o por algo inherente a la mente masculina.1
    Sostenemos que la opresión de las mujeres surgió en un punto particular de la historia, en el momento en que la sociedad comenzó a estar dividida en clases.2
    En todas las sociedades de clases las mujeres están oprimidas; la evidencia sugiere que al menos en algunas sociedades pre-clasistas no existía tal opresión.
    La razón por la que la opresión de las mujeres comienza con la división de la sociedad en clases es bastante simple. Las divisiones comenzaron una vez el avance de las fuerzas productivas permitió a los seres humanos producir un excedente superior a lo que era necesario para la subsistencia del conjunto de la sociedad. Este excedente no era suficiente para que todos pudieran vivir por encima del nivel de subsistencia, pero era suficiente para que algunos lo hicieran. Se hizo entonces posible un desarrollo adicional de las fuerzas productivas y con ello el crecimiento de la división entre una clase explotadora y una clase explotada.
    Con el aumento del excedente llegó una creciente división del trabajo. Aquéllos que ocupaban ciertas posiciones en esta división del trabajo se convirtieron en los controladores del excedente, la primera clase explotadora.
    Así, en las sociedades precapitalistas, las mujeres de todas las clases estaban bajo la dominación de los hombres. Pero no de todos los hombres. Ciertos hombres estaban oprimidos también. Los esclavos masculinos de la antigüedad y los trabajadores masculinos de la familia patriarcal no tenían más libertad que las mujeres (incluso aunque algunos de los hombres de la familia patriarcal tuvieran esperanzas de escapar algún día de la servidumbre ocupando el lugar del patriarca.)
    El desarrollo de las fuerzas productivas requiere determinadas relaciones de producción. La opresión de las mujeres es producto, en cada caso, de las relaciones entre estos dos factores. Esto tiene su base en la historia material de la sociedad.
    El capitalismo no se mueve por el deseo de mantener a la familia (y con ella la opresión de las mujeres), más de lo que se mueve por la voluntad de propagar la religión, mantener las monarquías, fomentar pensamientos oscurantistas, etc. Tiene una sola fuerza impulsora: la explotación de los trabajadores para acumular. La familia, como la religión, la monarquía etc., es sólo de utilidad al capitalismo en tanto ayuda a su objetivo.
    El patriarcado se ha expresado en distintas formas a través de los tiempos y las sociedades, pero es con la aparición del capitalismo cuando se acentúa y profundiza esa división sexual del trabajo unida a la degradación de la condición sexual femenina. Como ya afirmó Engels “el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino”. La reorganización del modo de producción de excedentes y acumulación de capital trajeron consigo una separación del trabajo, donde se le otorga a la mujer la esfera reproductiva o del cuidado, y a los hombres la producción de los medios de vida. A partir de entonces, el trabajo realizado por la mujer pasa a un segundo plano, y se empieza a implantar culturalmente la superioridad de lo masculino sobre lo femenino.
    El sistema capitalista se nutre de esta desigualdad de género, porque su objetivo es conseguir mayores ganancias con menos costos. Y su funcionamiento consiste en invisibilizar ese trabajo doméstico y reproductivo, de modo que no se reconozcan en el mercado laboral esas mujeres como trabajadoras asalariadas, a pesar de que producen un gran valor necesario para el mantenimiento del hogar y la familia.
    Esto implica que el capitalismo lleva a cabo una doble explotación, tanto del obrero activo como de la figura de la mujer como ama de casa. El trabajo reproductivo y al cuidado de la casa no remunerado se convierte así en un instrumento indirecto de la valorización de capital.En nuestra sociedad neoliberal aún se sigue manteniendo esa discriminación contra las mujeres, las cuales siguen siendo destinadas a ocupar solo la esfera reproductiva y doméstica, y sufren dificultades para conseguir un trabajo remunerado, o acceder a cargos de responsabilidad. Esto conlleva que la mujer no pueda gozar de autonomía económica, y la obliga a que siempre sea dependiente de su núcleo familiar. Y aún se produce un empeoramiento de su situación con los recientes y continuos recortes en subsidios y servicios sociales públicos.
    Por tanto, la mujer sufre una doble explotación bajo el sistema capitalista, tanto dependencia económica como social respecto de los hombres. Y en la situación de crisis en que vivimos, que agrava aún más su estatus social, resulta más urgente y necesario que nunca incluir paradigmas económicos y políticos de igualdad de género.
    En el periodo de la conformación de los burgos, a las afueras de los feudos en donde se acentuaron los pequeños talleres, y centros de comercio, grupos de mujeres y hombres huyendo de la opresión feudal entraban a ellos, en donde ambos tenían derechos producto de su participación en la producción. Sin embargo, una vez que las reformas para abolir la servidumbre de gleba y liberar la fuerza de trabajo llegó miles de hombres y mujeres sin un medio de trabajo o factor productivo como -lo era la tierra- tuvieron que verse en la situación de cruel explotación o pasaron a las filas del vagabundaje. Las barreras que limitaban las fuerzas productivas en el periodo feudal tuvieron que ser rotas para darle paso al sistema de producción capitalista, sin embargo, este sistema nace de las mismas entrañas del feudo, chorreando poros de sangre: el desarrollo de la división social del trabajo trajo consigo la aparición de nuevos oficios, esto unido al consiguiente auge del comercio, la acumulación de capitales y la existencia de una masa de hombres y mujeres desposeídas de medios de producción y cuyo único medio de subsistencia era la venta de su fuerza de trabajo, crearon las premisas necesarias para la aparición del capitalismo.
    Bajo el capitalismo el trabajador queda atado de manos para satisfacer sus necesidades, incluso las de subsistencia, a la venta de su fuerza de trabajo, ya que es separado de todo instrumento de trabajo. En el capitalismo se clarifican como agua cristalina las contradicciones que hay en el trabajo social realizado por la mujer y el trabajo doméstico que la tiene en una situación de doble explotación. En el periodo en el que las jornadas alcanzaban las 12 a 14 horas la situación de la mujer se volvió insoportable. Como citaba Engels la paradoja de la mujer era que si quería contribuir a la vida de la producción social para obtener ingresos por ella misma, le era imposible asumir las tareas de la familia mientras que si cumplía estas tareas quedaba totalmente segregada de la vida social
    La opresión de las mujeres bajo el capitalismo La forma en que la familia nuclear sirve para reproducir la fuerza de trabajo, es la raíz material de la opresión de las mujeres de clase trabajadora bajo el capitalismo hoy. Es el cuidado de los hijos y el trabajo doméstico lo que restringe el contacto de las mujeres de clase trabajadora con el mundo exterior al hogar y lo que produce su dependencia de los hombres de clase trabajadora. Esta es la razón por la que la opresión de las mujeres de la clase trabajadora no puede acabarse sin el masivo cambio social necesario para socializar el trabajo doméstico y el cuidado de los hijos. Por supuesto, la opresión no es únicamente material. La opresión material está respaldada por un conjunto de factores ideológicos. Por tanto, la opresión no acaba cuando las mujeres salen del hogar, o si han decidido no tener hijos, o si los hijos han crecido. Presiones materiales e ideológicas se combinan, por ejemplo, para persuadir a las mujeres de que trabajen por salarios más bajos de los que la mayoría de hombres aceptarían. cuando se llega a la ideología de la opresión ha de tenerse en cuenta otro factor. Esta ideología no es generada por la clase trabajadora, sino que ha de serle impuesta desde arriba por los representantes de la burguesía. Como Marx declaró, “las ideas dominantes son las ideas de la clase dominante”. La forma en que las mujeres y los hombres de la clase trabajadora ven y se relacionan con los demás está determinada no sólo por sus propias condiciones materiales, sino también por la ideología generada por la familia de la clase dominante. Bajo el capitalismo existe una opresión de las mujeres burguesas paralela a la de las mujeres de clase trabajadora, aunque bastante diferente en su origen y contenido. En la familia burguesa clásica las mujeres eran liberadas de gran parte de la carga en el cuidado de los hijos (por el empleo de numerosos sirvientes domésticos), pero se les negaba también cualquier papel en la producción. Sus maridos tenían el control del excedente y eran consideradas en muchos casos como mercancías (como adornos para los hogares de sus maridos), mientras el matrimonio virtualmente era una forma de comercio entre familias dominadas por el hombre. Las mujeres de la clase dominante eran confinadas en sus hogares, pero en ociosidad, no trabajando duro como las mujeres de clase trabajadora.

    La familia capitalista
    En su primera fase, el capitalismo industrial tuvo una tendencia no sólo a destruir el campesinado patriarcal precapitalista y la familia artesana, sino también a destruir completamente los vínculos de familia entre la nueva clase obrera. Importaba poco que esto entrara en conflicto con los viejos sistemas de creencias. Así, Marx y Engels, se refirieron en el Manifiesto Comunista a “la práctica ausencia de la familia entre los proletarios.”
    Pero la clase capitalista pronto encontró que esto era minar las bases de una acumulación adicional: la reproducción de la clase obrera. Debía de haber alguna forma de asegurar que los trabajadores fueran capaces de renovarse ellos mismos para un trabajo adicional y de criar la próxima generación de trabajadores para que pudieran cumplir con los requerimientos físicos y mentales del trabajo asalariado.
    El capitalismo no tiene los recursos o la tecnología para proporcionar la reproducción socializada (guarderías, comedores comunales y otros) y, así, los representantes más perspicaces de la clase capitalista consideraron la creación de una nueva estructura familiar para la clase obrera. Ésta se ocuparía tanto de las necesidades materiales de la generación existente de trabajadores como de tomar la responsabilidad de la crianza de la nueva generación.
    Habiendo destruido la vieja familia patriarcal, el capitalismo tomó ciertos elementos de ésta y los recombinó en una nueva familia obrera y, por supuesto, usó mucho de la ideología asociada con la vieja familia patriarcal (textos religiosos y rituales etc.) con el fin de persuadir tanto a trabajadores como a capitalistas individuales para que aceptaran la nueva familia. Pero no era la ideología patriarcal la que motivó a la clase capitalista como conjunto, sino su interés material en asegurar el abastecimiento de la fuerza de trabajo.
    La nueva familia obrera era esencialmente la familia nuclear de un hombre, una mujer y sus hijos. Del hombre se esperaba que trabajara a tiempo completo y ganara un salario capaz de proporcionar un mínimo nivel de vida para la familia. Se esperaba que la mujer se hiciera cargo de restaurar la fuerza de trabajo del hombre, así como de dar vida y cuidar a los hijos.
    El capitalismo y la crisis del movimiento de las mujeres
    La dura realidad de que no puede conseguirse el final de la opresión de las mujeres bajo las condiciones de la crisis capitalista ha enfrentado al movimiento de las mujeres a tres alternativas:
    1. Abandonar el objetivo de la liberación en favor de perseguir las muy limitadas reformas que son posibles en el sistema actual. Efectivamente, esto significa demandar progresos individuales para unas pocas mujeres privilegiadas, mientras se dejan intactas las condiciones de la mayoría de las mujeres. Este fue el camino elegido por las mujeres burguesas involucradas en el movimiento y por un sector muy amplio de feministas de clase media.
    2. Tratar de separarse de la sociedad existente creando contrainstituciones separatistas.
    3. Identificarse con los desafíos de la clase trabajadora a la sociedad existente como forma de destruir las estructuras responsables de la opresión de las mujeres.

    Post colonial

    El poscolonialismo, también conocido como teoría poscolonial, trata de un conjunto de teorías que lidian con el legado de la colonización española y portuguesa desde el siglo XVI hasta el XIX, o con la británica y francesa durante el siglo XIX. Como teoría literaria, o postura crítica, trata la literatura producida en países que fueron o son aún colonias de otros países. También analiza los efectos del conocimiento producido en los países colonizadores sobre los países colonizados, o sus habitantes

    La cuestión postcolonial ha sido objeto de un intenso debate en las últimas décadas en el seno de los estudios sobre la literatura, la política, la cultura, el pensamiento y las sociedades latinoamericanas. Numerosos conceptos, aproximaciones y protocolos de lectura desarrollados en su origen para reflexionar sobre la realidad de las poblaciones asiáticas y africanas tras el proceso de descolonización han entrado de lleno en buena parte de las publicaciones sobre la realidad y la historia latinoamericanas. Si bien se trata de un fenómeno especialmente marcado en las producciones de la academia estadounidensese, y vinculado a sus especiales condiciones, lo cierto es que en los últimos años ha generalizado una serie de planteamientos que son ya moneda común en los debates sobre la sociedad latinoamericana en todo el mundo incluido, claro está, los producidos en el interior de América Latina. Sin embargo, la aplicación de los conceptos de las diferentes teorías postcoloniales a la realidad latinoamericana se sostiene sobre un desajuste fundamental, que a muy pocos observadores puede haber escapado. La realidad de la descolonización en Asia y África, cercana y de efectos todavía sangrantes en sus poblaciones, contrasta con la lejanía y con las condiciones históricas de las independencias políticas en América Latina durante el siglo XIX. Es más, el periodo colonial en América Latina es una época en la que ni si-quiera se habían forjado los conceptos matriciales del colonialismo europeo ni las condiciones sociales para su aparición. Siendo éste el colonialismo europeo, sus efectos en las poblaciones locales y su particular configuración imaginaria, política y social el objeto original de los estudios postcoloniales, la aplicación de sus propuestas teóricas a la realidad latinoamericana dista mucho de ser natural ni evidente.
    UN USO AHISTÓRICO
    Ante ese problema fundamental, las intervenciones que han ligado los conceptos básicos de la problemática postcolonial al análisis de discursos, procesos y situaciones latinoamericanas han optado, básicamente, por dos opciones metodológicas. En primer lugar, no pocos investigadores han incorporado a su vocabulario un repertorio de conceptos nuevos, provenientes del debate sobre lo postcolonial, aplicándolos a referentes latinoamericanos preferentemente a textos culturales sin reflexionar sobre la historicidad de su origen. Conceptos como ‘ambivalencia’, ‘subalternidad’, ‘intersticialidad’, ‘mimetismo’ o ‘creolización’ han pasado a ser moneda común del lenguaje crítico, sin que su uso se haya visto acompañado de una reflexión sobre las divergencias entre las problemáticas del mundo postcolonial en el que se habían forjado fundamentalmente, el heredero de las colonias británicas y francesas- y la historia latinoamericana reciente.
    Caracterización
    Desde el punto de vista de su recepción académica, el término poscolonialismo fue utilizado de tres formas diferentes, aunque estrechamente relacionadas, durante las últimas dos décadas del siglo XX. En su acepción temporal, aparece como un período histórico iniciado en 1947 con la descolonización de África y Asia, una vez finalizada la Segunda guerra mundial, cuando se quebrantaron los fundamentos geopolíticos del orden colonialista establecidos por Europa desde el siglo XVI. Los procesos emancipatorios en Asia y en África, la aparición de los nacionalismos del “Tercer mundo” y su inscripción ambigua en las zonas de influencia definidas por la Guerra Fría. En su acepción discursiva, el poscolonialismo hace referencia a las literaturas producidas en los territorios ocupados durante la etapa colonialista.

    Situación de las mujeres en la época república o post colonial
    Había diferencias en el nivel de vida entre blancas, criollas, mestizas, mulatas, negras e indígenas. Sin embargo, y aparte de las diferencias de casta, la situación de las mujeres reflejaba el pensamiento occidental y cristiano impuesto en Hispanoamérica, según el cual el papel social de la mujer quedaba limitado al ámbito familiar –su responsabilidad era la atención del hogar, la crianza de los hijos y la fidelidad matrimonial– circunstancia que no cambió mucho hasta finales del siglo XIX. No hay que olvidar que la sociedad de aquella época era machista, es decir, los hombres ponían las reglas y las mujeres no podían sino aceptarlas – no había manera de escape. Asimismo, puesto que la historia de aquella época ha sido escrita por hombres, no hubo referencia a ninguna mujer que destacara en la lucha por la Independencia; las narrativas fundadoras nacionalistas de los países hispanoamericanos tuvieron como protagonistas centrales a los hombres, soldados y ciudadanos, “mientras que a las mujeres se les reservó el papel de madres patriotas.
    en los Códigos Civiles de la época las mujeres perdieron muchos de los privilegios que la legislación colonial les brindaba. La libertad y la igualdad proclamadas en las Constituciones nacionales solo beneficiaban a las élites blancas y masculinas. La estratificación social y la posición socioeconómica de las mujeres determinaban su papel: trabajadoras, esclavas, prostitutas, vendedoras callejeras, sirvientas, costureras, obreras tabacaleras o curanderas, entre otros. Por otra parte, el matrimonio, a pesar de la protección económica que ofrecía a las mujeres, al mismo tiempo reducía su derecho a la autodeterminación, ya que las mujeres casadas no podían deambular por las calles sin la compañía de su marido Indudable que uno de los temas críticos relacionados con la situación de la mujer fue su acceso limitado a la educación; las mujeres tenían derecho a una instrucción primaria muy elemental –solo aprendían a coser, leer y contar. No obstante, hay que subrayar que el siglo XIX abre perspectivas nuevas para las mujeres, sobre todo en el terreno de la educación; se considera necesario educar a las mujeres, para que ellas puedan desempeñar su papel de madre responsable, esposa ahorrativa y compañera útil para el hombre, en beneficio de la familia y la sociedad[7]. Por lo tanto, el currículo de las escuelas primarias incluía el estudio de las llamadas asignaturas “propias de la mujer”, que consistían en el aprendizaje de bordados, costuras, tejido de sombreros, planchado de ropa y en algunos colegios de la élite se ofrecían además clases de adorno, como piano, pintura y dibujo[8]. Así y todo, el acceso de las mujeres a los estudios universitarios al igual que el derecho a voto les estuvo vedado hasta bien entrado el siglo XX
    En la época post colonial la mujer estaba sujeta a las leyes católicas y romanas las repúblicas solo era un anhelo de libertad fue un instrumento para futuros derechos ya que la monarquía o el feudalismo no ofrecían ningún cambio ya era cerrada y absoluta sin embargo esto era a largo plazo ellas siguieron sin derechos a estudiar a cargos públicos voz de mando en la casa ni trabajar en otras palabras solo eran amas de casa servían para criar hijos pero podían ser prostitutas para el beneficio de los hombres trabajadoras domesticas para beneficio de las haciendas cocineras aseadoras empleadas de campo pero sin derechos civiles sociales jurídicos y monetarios fue hasta la mitad del siglo 20 cuando se emanciparon.
    La república para las mujeres representa un anhelo de cambio y de esperanza y de cambio para una mejor vida ya que la monarquía no ofrecía nada más que el dominio del hombre sobre todo en absoluto en las repúblicas hay constituciones y se puede esperar un desplazamiento de los derechos jurídicos eso se pudo ver en Inglaterra Estados Unidos y los países desarrollados los cuales dieron derechos a las mujeres como derecho a votar y paulatinamente lo demás y los demás países siguieron los ejemplos y en el caso de Honduras en los años 50 hasta la actualidad.

    Conclusiones
    El capitalismo lleva a cabo una doble explotación, tanto del obrero activo como de la figura de la mujer como ama de casa. En nuestra sociedad neoliberal aún se sigue manteniendo esa discriminación contra las mujeres, tanto dependencia económica como social respecto de los hombres.

    El papel social de la mujer en le época poscolonial quedaba limitado al ámbito familiar, su responsabilidad era la atención del hogar, la crianza de los hijos y la fidelidad matrimonial.

    Comentario por Tania Damary Solórzano — 12/08/2018 @ 15:13 | Responder

  4. Universidad Nacional Autónoma de Honduras

    Estudios de la mujer
    Sección: 1300
    Grupo:4

    Informe de exposición
    Historia de la situación de las mujeres en la sociedad feudal y época colonial

    Alumnas:
    Rosangela Aminadath Vásquez 20161033014
    Dania Cecilia Torres. 20161031782
    Gabriela Láinez 20161032631
    María Isabel Osorto 20161030182
    Magda Patricia Amador 20161031990
    Berenice Fabiola Salinas 20161030138
    Marta Carbajal 20161030544
    Milagro Ordoñez 20161031311
    Reina

    LA MUJER DURANTE EL FEUDALISMO
    Funcion de las mujeres
    La función fundamental de las mujeres nobles era casarse y tener hijos que aseguraran la permanencia del linaje. Los matrimonios eran concertados por los padres de los novios, a veces cuando estos tenían solo unos pocos años. Las que permanecían solteras ingresaban en monasterios. Las mujeres dirigían las labores de los sirvientes, educaban a los hijos más pequeños y bordaban y tejían. Las mujeres nobles, que rara vez salían del castillo, estaban sometidas completamente al marido, al que no podían desobedecer.
    Trabajo de la mujer
    Las mujeres dirijian la labor a los sirvientes, educaban a los hijos mas pequeños y bordaban y tejian. Las mujeres nobles, que rara vez salian del castillo. Estaban sometudas completamente al marido, al que no podian desobedecer, en algunos casos uvieros mujeres que llegaron aser medicas y profesoras.
    Vestimenta
    Las mujeres nobles vestian bajotunicas, sobretunicas sujeta con un sinturon y adornada con ceda, oro y pedreria. Se peinaban con trenzas y llevaban velo ovarios tocados, sujetos en la cabeza con una banda de hilo. Las campesinas vestian con tunicas largas y pañuelos.
    Mujeres destacada en la sociedad feudal
    Juana de Arco tambien conocida como la doncella de orleans(6 de enero de 1412, 30 de mayo de 1431). Con tan solo 17 años encabezo el ejercito real frances.

    Isabel Castilla ( 22 de abril de 1451, 26 de noviembre de 1504) Isabel se caso coon Fernado Aragon, Isabel y fernado se hiceron con el trono tras una larga lucha. Isabel consedio el permiso a Cristobal Colon en la busca de las Indias occidentales, lo que llevo al descubriminto de america.

    Mujeres en la época colonial

    aclaración: no existe la mujer de la época colonial americana. Existió una mujer de elite, una mestiza, indígena y también esclava. A su vez, dentro de esos grupos se dieron distintos roles y subdivisiones, lo que llevó a la conformación de un todo complejo y no reducible a un solo papel de mujer. Hubo una gran diversidad de condiciones para las mujeres, diferencias vinculadas con el poder, la riqueza, el acceso a la cultura y, sobre todo, con el grupo étnico al que pertenecían.

    Para comprender el rol de la mujer en América, debemos conocer la sociedad colonial americana, y para entender esta, hay que mirar la sociedad española de la época. En la España del siglo XVI, se vive la decadencia de la mentalidad medieval y el auge del humanismo, creador de un nuevo ideal femenino y masculino. Las mujeres son relegadas al hogar y en grupos dominantes, las « corte de amor » cantadas por los poetas, exaltan a la mujer como objeto poético-piadoso, dejando de ser compañera del hombre, convirtiéndola en guardiana de la honra familiar. Estos ideales (que incluyen a la sumisión y el refinamiento), llegan a América junto con el ideal de clausura, vida piadosa y castidad. Se insertó así en la vida femenina de la nobleza, pasando a ser el modelo a seguir de toda las mujeres americanas. La sociedad del nuevo continente, no terminó siendo un reflejo de la estamental sociedad española, tornándose más móvil y dinámica.

    -La mujer de la elite: la formación de la elite colonial se dio por linaje (transmisión patrilineal de honores, beneficios, etc.) y por alianzas. Las alianzas matrimoniales respondían a estrategias familiares que afianzaban los vínculos de poder del conjunto familiar. Por medio del matrimonio se asimilaba a otras personas y sus parientes y se fortalecían los patrimonios, porque la novia contribuía con una nueva dote a su nueva familia. Muchos españoles se acomodaron arreglando un buen matrimonio; la dote fue el capital inicial de su desarrollo empresarial. A su vez, la dote también resguardaba el futuro de la mujer (esos bienes estaban a su nombre). Así, la esposa permitía que el grupo asimilara al esposo (hay más permeabilidad social). Es así como la mujer desempeña un papel crucial en la formación de su sociedad.
    Ella tuvo como misión la conservación de las tradiciones castellanas, el fomento de la religiosidad en el hogar y la consolidación del modelo de vida familiar. La familia era la fuente primaria de las reglas de vida y tuvo tres funciones: suplió al Estado en la protección de los suyos, facilitó el traspaso de bienes de adultos a jóvenes y preparó a estos últimos para la vida (de esto se desprende la importancia del rol de la mujer). En el ámbito privado, la mueres eran amas y señoras en el hogar (considerando el tamaño de las casas y la cantidad de personas que en ella vivían, se daba un verdadero universo de relaciones humanas). Las funciones de la mujer en el hogar eran: criar a los hijos, manejar los asuntos domésticos y velar por el cumplimiento y enseñanza de los valores culturales y morales.

    En la mujer recaía la responsabilidad de mantener la honra de la familia, cumpliendo con el ideal ya citado. El matrimonio era el momento clave de su vida y para ello era preparada desde niña. Debía ser dócil, respetar la autoridad del marido y vivir confinada en su casa. Para conseguir éxito en ese modelo, la educación de las niñas era confiada a religiosas, educándolas en un esquema doméstico de sumisión. Muchas ingresaban a conventos, atraídas por el interés de consagrarse a la fe (o tal vez por un embarazo no deseado o para escapar de un matrimonio impuesto). Era un lugar donde la mujer podía instruirse y también un ámbito aislado del control social y de la autoridad masculina (podían acceder a ciertos conocimientos, como latín, administración, etc.).

    El rol público de la mujer era acompañar al marido, realizar actividades de beneficencia e ir a Misa (un verdadero centro social femenino). Al enviudar eran ellas las que tomaban las riendas de los negocios y administración de sus bienes; si lo hacían con éxito, ingresaban al mundo masculino y a las relaciones con las instituciones.

    La mujer mestiza: Tuvo un distinto rol que la mujer de elite. El ideal de clausura no fue tan respetado, ya que tuvieron que dedicarse a labores productivas o de servicio fuera de la casa: comercio, trabajo doméstico (sirvientas, blanqueadoras, costureras) y productivo (hilanderas, fabricantes de velas, y cigarreras), también trabajaron en pulperías, lo que les significó tener un mayor contacto con el exterior, con la sociedad.
    Si bien el matrimonio constituía un ideal dentro de sus vidas, éste no tenía el grado de complejidad que en los grupos de elite, pues no estaba en juego un gran apellido, ni había un linaje que cuidar. Esto dio mayor cabida al matrimonio por sentimiento. Debido a esto, la mujer mestiza no debía preocuparse tanto por mantener su honra, aunque esto siguió siendo un ideal presente. Su instrucción sólo la recibieron a través de la catequesis y la práctica del trabajo.
    Si consideramos la masa de vagabundos mestizos que circulaban por Chile central durante la colonia y que como donjuanes enamoraban mujeres, e iban de un lugar a otro contratándose como peones, debió haber muchas madres solteras mestizas. No tenemos fuentes que respalden nuestra hipótesis, pero debemos considerar el hecho que las elites se hacían cargo de niños huérfanos o pobres, dándoles un techo en sus casas. Estos «criados» bien pudieron ser hijos de estas mestizas solteras.
    En un principio, el mestizo en general, y por lo tanto la mujer, fue mal visto tanto por hispano-criollos, como por los indígenas. Pero después, la sociedad entera se fue mestizando, mezclando, convirtiéndose en un híbrido; la condición de mestizo dejó de ser definida, precisa…la sociedad se complejizó.
    -Mujer indígena: El rol de las indígenas varió según fuera su puesto dentro de su sociedad: fue distinto ser una india de elite que una india normal, sin distinción dentro de la casta.
    Después de la llegada de los españoles, fueron ellas las encargadas de transmitir los rasgos tradicionales de la cultura indígena (en las tareas domésticas, el comercio, el vestido, etc.). Con la imposición de la monogamia, que se contraponía a la antigua poligamia, se desestructura su sociedad y muchas mujeres quedan en el abandono. También aumenta la mortandad de indios por los duros trabajos, y por ello sus mujeres (lo mismo que las abandonadas) debían buscar trabajo. Se emplearon principalmente como amas de casa, donde adquirieron un gran poder y se hicieron fundamentales, pero también fueron parte activa en el comercio. Por este camino, aprendieron a usar la moneda y conocieron el idioma español incluso antes que los mismos indios.
    Con la reducción de indígenas a pueblos, encomiendas, servicio personal, esclavitud, etc., los hispano-criollos impusieron una nueva estructura, desintegrando la organización indígena, con la consiguiente hispanización de estos últimos. Así, el rol de la mujer indígena en la colonia estuvo determinado por las necesidades y ambiciones de los hispano-criollos y de la corona.
    Mujer esclava negra: por la caída demográfica indígena, se trajeron esclavos negros a América como mano de obra para la agricultura, servicio doméstico y trabajos en las haciendas. Las esclavas urbanas fueron principalmente matronas, panaderas y lavanderas. Eran propiedad de las blancas casadas (formando así parte del patrimonio familiar) y fueron consideradas como objetos, como un bien (estando bajo peores condiciones que indígenas o mestizos, aunque hubo excepciones).
    Concluyendo, las mujeres en la colonia no ejercieron un poder tangible (político por ejemplo) si no más bien uno fantasma, « por debajo », influyendo en sus maridos y sus decisiones. Hay que olvidar la imagen de una mujer inepta recluida en su hogar: hemos descubierto que hubo más campos de acción en los que ella también participó (el comercio, la administración, transmisión de valores y herencias en las alianzas familiares). Si bien ejercieron actividades importantes en la sociedad, hubo un rol común para todas ellas: ser la base de la familia.

    Conclusión

    La evolución a lo largo de los años que duro la edad media y la época colonial la forma de pensar con respecto a la mujer. Aunque muchos aspectos de la sociedad, parece tener cierta libertad en realidad eran normas puestas por los hombres que limitaban su albedrio, como se ve en los trabajos que podían o debían realizar
    En definitiva la vida del sexo femenino, durante estas épocas se vio claramente limitado infravalorado por los hombres promovidos por la iglesia.

    Bibliografía

    Carceller., A. (19 de junio de 2013). los ojos de hipatia. Recuperado el 26 de junio de 2018, de https://losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/la-mujer-en-la-edad-media/
    colonia, l. m. (2013). Recuperado el 26 de junio de 2018, de http://lasmujeresenlacolonia.blogspot.com/feeds/posts/default
    La Cultura Romana. (s.f.). historia universal. Recuperado el 26 de junio de 2018, de https://mihistoriauniversal.com/
    Marín, J. C. (s.f.). ricon del bago. Recuperado el 26 de junio de 2018, de https://html.rincondelvago.com/las-mujeres-en-la-epoca-colonial.html

    Comentario por ROSANGELA AMINADATH VASQUEZ AGUILAR — 27/07/2018 @ 18:31 | Responder

  5. Universidad Nacional Autónoma de Honduras

    Estudios de la mujer Sc099
    Proyecto Mujeres en la Literatura Hondureña

    Sección: 1300 Vi.

    Dra. Anarella Vélez Osejo

    Grupo #3
    Carmen Yissel Santos Matute…………………………….….20161003070
    Dixy Elizabeth Carranza……………………………….….…20161000581
    Ian Carlo Lozano Canales……………………….……………20161001172
    Karol Michelle García Castro…………………………….…..20161002998
    Margarita Michelle Rodríguez Teruel………………….…….20161002725
    Xochitl Maria Ruiz Zavala…………………………………….20161002618

    MUJERES EN LA LITERATURA HONDUREÑA

    Caracterización
    El presente proyecto se caracteriza los contextos de la investigación sobre las mujeres en la literatura hondureña, para describir e identificar, la importancia del tema en la sociedad hondureña.
    Desde tiempos pasados se conoce que para la mujer ha sido difícil incluirse en la sociedad como un ser que trabaja, que ejerce el sufragio y que vive sin depender del hombre y no se dio así porque las mujeres no puedan, si no por el estereotipo impuesto por la sociedad y que aun en el siglo XXI se vive.
    Ha sido difícil para la mujer entrar en el campo de la literatura ya que se convive en una sociedad machista y dominante; ya que la mujer no representa un papel importante para dicha sociedad, simplemente se toma como madre, esposa, amante entre otras.
    Es indiscutible que la población más afectada son las mujeres, ya que son pocas las que han logrado sobresalir en la literatura. Existen muchas mujeres escritoras en nuestro país, que en sus ratos libres aprovechan para escribir poesía, cuentos, fabulas, etc. Pero se sabe que no es un tema de importancia para el gobierno y la sociedad en general.

    Fundamentación

    Mucho se habla de la literatura y poesía hondureña escrita por mujeres, pero muy poco se analiza o se conceptualiza al respecto. Existe una problemática en cuanto a la difusión de la literatura en general, es evidente la escasez de medios que ayuden a generar la publicación y promoción de las diferentes obras y más evidente aún la limitación económica que impera en nuestro país y que dificulta en nuestras creadoras la edición de sus libros.
    Para una mujer que decide entrar a la creación literaria recurrir a la tradición presenta una enorme dificultad, ya que esta es siempre la de la cultura patriarcal y dominante que se ha ido transmitiendo a través de la enseñanza académica y de la crítica literaria
    En las últimas décadas ha surgido un afianzamiento de las voces de las mujeres en la literatura hondureña. Poetas y narradoras como Lety Elvir Lazo, Venus Ixchel Mejía, Anarella Velez Osejo, Perla Rivera, María Eugenia Ramos, Mayra Oyuela, Jesica Isla, Martha Susana Prieto, Waldina Mejía, Diana Vallejo, Rebeca Becerra, entre otras, son autoras contemporáneas que sin duda representan una generación de mujeres que sobresalen en el mundo de las letras y que nos proponen un nuevo discurso literario.
    La necesidad de las mujeres por expresarse en la literatura ha existido y seguirá existiendo, a pesar de que muchas instituciones que velan por el uso del idioma y la promoción cultural sigan en nuestro país bajo una visión machista, haciendo de esto la participación de la mujer limitada

    Marco Conceptual
    • Literatura
    Es una disciplina que usa el lenguaje de forma estética. El término literatura proviene del vocablo LATÍNLITTERAE, que hace referencia a la acumulación de conocimientos que nos guíen al correcto modo de escribir y de leer. Algunas definiciones afirman que, además de lo escrito, la literatura está en lo cantado o hablado.
    También se considera como LITERATURA al conjunto de libros que hablan sobre un tema específico, son de una época determinada o un género en particular. Lo que hace literario a un texto, o sea lo que lo forma o lo convierte en literatura, es la literaturidad, que está en el uso que se hace del lenguaje en ese tipo de textos. Este tipo de lenguaje tiene una trascendencia particular porque está destinado a durar en el tiempo.
    • Mujer
    Se entiende por mujer a todo ser humano de sexo femenino, en oposición a aquellos de sexo masculino clasificados bajo el término hombre. Dentro de la categoría “mujer” pueden contarse las de niña, adolescente y adulta.
    • Feminismo
    El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos persona. Es una opción ético-política que busca la igualdad y equidad entre hombres y mujeres. No aboga por la supremacía de uno sobre el otro, ni la discriminación por cuestión de género. Según Ángela Inés Robledo, profesora de la Universidad Nacional y especializada en literatura escrita por mujeres, “los derechos de las mujeres deben ir ligados a los de los hombres, y viceversa”

    Hipótesis
    Los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en Centro Universitario, entre los 18 y 25 años, se dice que la mujer conoce mas del tema ¨La Mujer en la Literatura Hondureña¨ que el hombre, en ese rango de edad, debido a que el hombre no le interesa lo que no es de su genero por el predominio de la cultura patriarcal.

    Objetivo General
    La presente investigación tiene como finalidad conocer a fondo sobre la mujer en la literatura hondureña, entrar en la creación literaria recorriendo a la tradición y dejando de ser cultura patriarcal y dominante que se ha ido transmitiendo a través de la enseñanza académica y social de la crítica literaria.

    Objetivos Específicos
    • Conocer algunas de las escritoras más destacadas en Honduras.
    • Analizar la vida de las escritoras hondureñas y la influencia en sus obras en la sociedad.
    • Tener mayor conciencia que todos tenemos igualdad de género que como mujeres nos podemos destacar, así como lo hacen nuestras escritoras poniendo en alto nuestro país, y haciendo valer nuestros derechos.

    Metodología
    EDAD:
    SEXO: F M

    1¿CONOCE USTED A CERCA DE LA LITERATURA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    2¿CONOSE USTED A CERCA DE ESCRITORAS HONDUREÑAS?
    SI NO POCO

    3¿HA LEIDO USTED OBRAS DE ESCRITORAS HONDUREÑAS?
    SI NO

    4¿LE LLAMA LA ATENCION EL TEMA ´´LA MUJER EN LA LITERATURA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    5¿CONSIDERA USTED QUE LA MUJER ES APOYADA EN LA LITERATURA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    6¿CREE USTED QUE LA SOCIEDAD DEBERIA DE DARLE APOYO A LA MUJER EN LA LITERATURA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    7¿LEERIA USTED UN LIBRO O UNA OBRA POR UNA ESCRITORA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    8¿CUAL DE LAS SIGUIENTES ESCRITORAS A ESCUCHADO O CONOCE DE ALGUNO DE SUS LIBROS?
    1. LUCILA GAMERO
    2. ANARELLA VELEZ
    3. ARGENTINA LOZANO

    9¿HA LEIDO ALGUN POEMA, CUENTO O LEYENDA DE UNA MUJER EN LA LITERATURA HONDUREÑA?
    SI NO POCO

    10¿PARA USTED LA LITERATURA EN LA MUJER HONDUREÑA ES IMPORTANTE PARA EL CRECIMIENTO DE NUESTRA CULTURA?
    SI NO POCO

    Bibliografía
    • Diccionario de escritores hondureños. Argueta, R. Mario. (Ed. 4ta). (2004). Tegucigalpa, Honduras. Editorial Universitaria.
    • Diccionario de Mujeres Hondureñas en la Cultura. Gonzales, Jose.Tegucigalpa: Editorial Universitaria (2014)195p.
    • Ideas. Revista femenina de letras, No. 19, Tegucigalpa, octubre. 1996.
    • Ideas. Revista femenina de letras, No. 31, Tegucigalpa, oc

    Comentario por Xochitl Ruiz — 14/07/2018 @ 00:00 | Responder

  6. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE HONDURAS
    Facultad de Ciencias Sociales
    Departamento de sociología
    Estudios de la Mujer (sc 099)

    Tema: Del Matriarcado al Patriarcado

    Docente: Dra. Anarella Vélez Osejo

    Grupo: # 1

    Integrantes: Dina Johana Salgado 20121005222 #6
    Josué Arturo centeno 20141000573 # 10
    María Elizabeth López 20121017998 #8
    Sadia Lorena Quiroz 20091902322 # 4

    Sección: 13:00 Vi

    Lugar y fecha: C.U. ‘’José Trinidad Reyes’’ Tegucigalpa M.D.C.
    29 de junio del 2018

    Objetivos

     Dar a conocer el rol de la mujer en edad primitiva
     Determinar cómo se originó el patriarcado según las teorías de Henry Morgan
     Conocer las diferentes teorías descritas por diferentes autores sobre el matriarcado al patriarcado

    DEL MATRIARCADO AL PATRIARCADO

    Concepto: matriarcado
    Es un tipo de sociedad en la cual las mujeres, tienen un rol central de liderazgo político, social y económico, teniendo la autoridad moral, control de la propiedad y la custodia de los hijos.
    El matriarcado es una acepción diferente a la de matrilocalidad, usado por algunos antropólogos para describir sociedades en donde la autoridad materna se basa en relaciones domésticas, debiéndole al esposo unirse a la familia de la esposa, en lugar de que la esposa se mude a la villa o tribu del esposo, así, ella es mantenida por su familia extendida, y el esposo tiende a estar socialmente aislado.
    Así, el matriarcado es una combinación de estos factores: matrilineal y matrilocalidad. Pero lo más importante es el hecho de que la mujer está a cargo de la distribución de los bienes para el clan y, especialmente, de las fuentes de nutrición, campo y comida. Esta característica hace que todos los miembros del clan dependan más de la matrilineadad y matrilocalidad, y esto le otorga a la mujer una fuerte posición en las sociedades que hoy son consideradas matriarcales.
    Se observa que algo más de una quinta parte de las sociedades tienen un régimen de filiación matrilineal, en el que los individuos reciben el nombre familiar, la herencia y el prestigio de su rama materna. En general en las sociedades matrilineales las mujeres tienen un estatus social más alto que en sociedades patrilineales. De ningún modo puede decirse que las sociedades matrilineales sean matriarcados, ya que en estas sociedades matrilineales muchas de las más altas responsabilidades políticas y legislativas están en manos de ambos sexos.
    Una sociedad matrilineal es la que posee un sistema de descendencia que se define por la línea materna, el individuo pertenece al grupo por su vinculación con las mujeres del mismo, es decir, la familia matrilineal incluye a la madre, la abuela materna, la madre de ésta, etc. y a sus descendientes por línea femenina., ejemplos bien conocidos de sociedades matrilineales son los iroqueses del norte de Norteamérica y los chibchas pre coloniales del centro de Colombia y un número importantes de sociedades europeas de la antigüedad clásica y preclásica.

    El matriarcado es un término que se aplica a las sociedades en las que existe una preponderancia de la autoridad femenina en aspectos importantes de la vida privada o pública.
    

    • Organización matrilineal, es donde el hijo es identificado en términos de su madre, en lugar que, en términos del padre, existen muchas sociedades tribales que se organizan de esta manera.
    • Organización matrilocalidad, es la organización de las sociedades en donde la autoridad maternal se basa en relaciones domésticas, correspondiéndole al esposo unirse a la familia de la esposa.

    Para Engels el estudio de la historia de la familia comienza en 1861, con el “Derecho materno” de Bachofen, que, basándose en la literatura clásica antigua, mostraba el paso del “heterismo” (primitivamente los seres humanos vivieron en promiscuidad sexual) a la monogamia y del derecho materno al paterno.
    Biografía: Friedrich o Federico Engels; Barmen, Renania, 1820 – Londres, 1895) Pensador y dirigente socialista alemán. Nació en una familia acomodada, conservadora y religiosa, propietaria de fábricas textiles. Sin embargo, desde su paso por la Universidad de Berlín (1841-42) se interesó por los movimientos revolucionarios de la época: se relacionó con los hegelianos de izquierda y con el movimiento de la Joven Alemania.
    Según Bachofen, esto se produce entre los griegos “a consecuencia del desarrollo de las concepciones religiosas, a consecuencia de la introducción de nuevas divinidades, que representan ideas nuevas, en el grupo de los dioses tradicionales, encarnación de las viejas ideas; poco a poco los viejos dioses van siendo relegados a segundo plano por los primeros.” Para él “no fue el desarrollo de las condiciones reales de existencia de los hombres, sino el reflejo religioso de esas condiciones en el cerebro de ellos, lo que determinó los cambios en la situación social recíproca del hombre y la mujer”.
    Johann Jakob Bachofen (Basilea, 1815 – id., 1887) Historiador del derecho y filósofo suizo. Profesor de derecho romano en Basilea desde 1841, interpretó desde una perspectiva romántica la mitología romana y escribió el estudio histórico-etnológico El matriarcado (1861).
    Por ello Engels plantea que “tal concepción, que estima la religión como la palanca decisiva de la historia mundial, se reduce, a fin de cuentas, al más puro misticismo.” Sin embargo “no disminuye su mérito como investigador que ha abierto una nueva senda, ya que ha sido el primero en sustituir las frases acerca de aquel ignoto estadio primitivo con promiscuidad sexual por la demostración de que en la literatura clásica griega hay muchas huellas de que entre los griegos y entre los pueblos asiáticos existió, en efecto, antes de la monogamia, un estado social en el que no solamente el hombre mantenía relaciones sexuales con varias mujeres, sino que también la mujer mantenía relaciones sexuales con varios hombres, sin faltar por ello a los hábitos establecidos.”
    Las mujeres como las creadoras de la vida: En las sociedades primitivas en las que los hombres no tenían un dominio sobre la naturaleza y vivían de la recolección, la caza y la pesca, lo que predominaba era la escasez. Las mujeres participaban de las tareas para la sobrevivencia en igualdad con los varones, no existía una división sexual del trabajo. Además, gozaban de un lugar privilegiado, porque cumplían un rol crucial en la reproducción de la especie al ser consideradas las creadoras de vida. Esto hacía que los lazos de parentesco se definieran por línea materna. Además, los niños pertenecían a la comunidad y eran criados socialmente.
    Con la aparición de la agricultura la humanidad pegó un salto enorme, los hombres comenzaron a dominar la naturaleza, poniéndola al servicio de sus necesidades. Engels señala que fue el trabajo, la actividad productiva, lo que le permitió a los hombres salir del reino animal. Pudieron comenzar a abandonar la vida nómade y empezar a planificar asentándose en un lugar. Esto les permitió incrementar los productos necesarios para sobrevivir y a acumular riquezas que en un primer momento pertenecían a todos los miembros de la comunidad. Pero con el desarrollo a gran escala de la agricultura y la ganadería se produce un excedente también a gran escala, así se generaron las bases materiales para que surgieran nuevas formas de vida que transformarán ese sistema social colectivo. Surgirá una división entre quienes producían y trabajaban, la gran mayoría de la sociedad, y una pequeña minoría que no trabaja y vivía a costa del trabajo ajeno. Esta minoría es la que va a poseer el poder da las armas, ejercer el gobierno y apropiarse de las tierras. De esta forma surge también la propiedad privada y las primeras formas de Estado.

    El monopolio de la propiedad derroca el derecho materno

    Estas transformaciones irán de la mano de un cambio enorme en la situación de las mujeres. Las clases dominantes querrán dominar la capacidad reproductiva de las mujeres para que los varones se aseguren su descendencia y puedan así heredar sus riquezas y poder político y militar a sus hijos verdaderos. Cambiando de esta forma el derecho hereditario materno por el paterno.
    Para ello fue necesario controlar el cuerpo de la mujer, recluyéndolas al interior del hogar y estableciendo para ellas la obligación de la monogamia. De esta forma la mujer sale de la esfera de la producción social quedando confinada a la de la reproducción social. La dominación y el poder masculinos tienen una base material, el monopolio de la propiedad y su transmisión por vía paterna. Con el tiempo y el surgimiento de las ciudades el matrimonio se extenderá a las clases explotadas por medio de la ideología que impartía el Estado y la Iglesia entre otras instituciones.
    El mismo Engels dice: “El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuño también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción. Esta baja condición de la mujer, que se manifiesta sobre todo entre los griegos de los tiempos heroicos, y más aún en los de los tiempos clásicos, ha sido gradualmente retocada, disimulada, y en ciertos sitios, hasta revestida de formas más suaves, pero no, ni mucho menos, abolida”.

    Teoría de Lewis Henry Morgan
    Biografía: Lewis Henry Morgan, Aurora, Nueva York, 1818 – Rochester, 1881) Antropólogo estadounidense. Jurista de profesión, su primera publicación versó sobre la cultura de los indios iroqueses (La liga de los ho-dé-no-sau-nee, 1851). Emprendió luego un estudio de la terminología del parentesco en setenta tribus (de Kansas, Nebraska, Missouri y bahía de Hudson), que acabaría ampliando a grupos indígenas de todo el mundo en una obra monumental: Sistemas de consanguinidad y afinidades de la familia humana (1871). Es asimismo autor de La sociedad primitiva (1877), su obra más conocida, en la que teorizó sobre la evolución social y cultural de la humanidad.
    Reconstituyendo retrospectivamente la historia de la familia, Morgan llega, de acuerdo con la mayor parte de sus colegas, a la conclusión de que existió un estadio primitivo en el cual imperaba en el seno de la tribu el comercio sexual promiscuo, de modo que cada mujer pertenecía igualmente a todos los hombres y cada hombre a todas las mujeres. En el siglo pasado habíase ya hablado de tal estado primitivo, pero sólo de una manera general; Bachofen fue el primero -y éste es uno de sus mayores méritos- que lo tomó en serio y buscó sus huellas en las tradiciones históricas y religiosas. Sabemos hoy que las huellas descubiertas por él no conducen a ningún estado social de promiscuidad de los sexos, sino a una forma muy posterior; al matrimonio por grupos. Aquel estadio social primitivo, aun admitiendo que haya existido realmente, pertenece a una época tan remota, que de ningún modo podemos prometernos encontrar pruebas directas de su existencia, ni aun en los fósiles sociales.

    John McLennan : (Inverness, 1827-Kent, 1881) Antropólogo británico. Fue uno de los fundadores de la antropología social. Es autor de El matrimonio primitivo: investigación sobre el origen de la forma de captura en las ceremonias matrimoniales (1865) y de La teoría patriarcal (1885).
    

    La Familia
    La Familia monogámica, nace de la familia sindiasmica, que según hemos se ha indicado es el periodo de transición entre el estadio medio y el estadio superior de la barbarie, su triunfo definitivo es uno de los síntomas de la civilización naciente, se funda en el predominio del hombre; su fin expreso es el de procrear hijos cuya paternidad sea indiscutible y esa paternidad indiscutible se exige porque los hijos, en calidad desde herederos directos, han de entrar un día en posesión de los bienes de su padre.
    La familia monogámica se diferencia del matrimonio sindiásmico por una solidez mucho más grande que los lazos conyugales, que ya no puede ser disuelto por deseo de cualquiera de las dos partes. Ahora solo el hombre, como regla, puede romper esos lazos y repudiar a la mujer.
    También se le otorga el derecho de infidelidad conyugal, sancionado, al menos, por la costumbre. Este derecho se ejerce cada vez más ampliamente a medida que progresa la evolución social. Si la mujer se acuerda de las antiguas prácticas sexuales y quiere renovarlas, es castigada más rigurosamente que ninguna época anterior.
    Cierto es que la mujer griega de la época heroica es más respetada que la del periodo civilizado; sin embargo, para el hombre no es, en fin, de cuentas, más que la madre de sus hijos legítimos, sus herederos, la que gobierna la casa y vigila a las esclavas, de quienes él tiene derecho a hacer y hace, concubinas siempre que se le antoje
    La existencia de la esclavitud junto con la monogamia, la presencia de jóvenes bellas que pertenecen en cuerpo y alma al hombre, es lo que imprime desde su origen un carácter específico a la monogamia, que solo es una monogamia para la mujer y no para el hombre. En la actualidad, conserva todavía este carácter.
    En cuanto a los griegos de una época más reciente era permitido que varios hermanos tuvieran una mujer en común, el hombre que prefería a la mujer de su amigo podía participar de ella con éste; y se estimaba decoroso poner la mujer propia a disposición de “un buen semental” aun cuando no fuese un conciudadano.
    Por lo tanto, la monogamia no aparece de ninguna manera en la historia como una Reconciliación entre el hombre y la mujer y menos aún Como la forma más elevada de matrimonio por el contrario entra en escena bajo la forma del esclaviza miento de un sexo por el otro como la proclamación de un conflicto entre los sexos desconocido hasta entonces en la prehistoria.
    la primera división del trabajo es la que se hizo entre el hombre y la mujer para la procreación de hijos, el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia y la primera opción de clases con la del sexo femenino por el masculino
    Morgan entiende porque turismo, el comercio conyugal existente junto a la monogamia de los hombres con mujeres no casadas comercio carnal que como se sabe florece bajo las formas más diversas durante todo el periodo de la civilización y se transforma cada vez más en descarada prostitución.

    Comentario por Dina salgado — 03/07/2018 @ 23:21 | Responder

  7. Universidad Nacional Autónoma de Honduras

    Historia Del Feminismo en Honduras

    Estudios de la mujer
    Sección:1300
    Trabajo de investigación

    Conocer en cuales ámbitos las mujeres de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras tienen mayor desigualdad: en lo labora, social o político. De julio a agostos del 2018.

    Alumnas:
    Rosangela Aminadath Vásquez 20161033014
    Dania Cecilia Torres 20161031782
    Gabriela Laínez 20161032631
    María Isabel Osorto 20161030182
    Magda Patricia Amador 20161031990
    Reyna María Díaz 20171000571
    Milagro Ordoñez 20161031211

    La historias del feminismo en Honduras

    Caracterización del problema
    A través del tiempo las mujeres han luchado para que se le reconozca como un pilar importante en la sociedad, trabajo, en la política en la economía y hasta en el hogar porque siempre los méritos por una razón o otra se la han dado a los hombres.
    Como es de conocimiento en nuestro país nunca habido una mujer presidenta porque esta sociedad donde vivimos los hombres no acepta la igualdad de géneros y que las mujeres tienen mucha capacidad de poder dirigir una nación. Las mujeres en la historia han luchado para tener los mismo derecho que los hombre y lo han conseguido, pero aun en este tiempo a los hombres les a costado aceptar esto.
    Fundamentación
    “El Movimiento Feminista en la república de Honduras, tuvo su mayor auge a mediados del siglo XX. Las féminas hondureñas se lanzaron a las calles con el objeto de solicitar igualdad de derechos que su contraparte masculinos” (Feminismo_en_Honduras, sf).
    Muchas mujeres en Honduras luego de finalizar sus estudios, suelen no ejercer su profesión al retirarse para cuidar de sus hijos, debido que la situación laboral no asigna suficiente tiempo para que los padres (padre y madre) puedan dedicar a sus hijos, siendo en algunos casos de unas pocas semana Si bien, el feminismo en la república de Honduras ha avanzado lentamente en algunas áreas, como el derecho al voto, la participación en política, el acceso a la educación superior y en el campo laboral, en el siglo XXI; las mujeres se han quedado aun rezagadas en muchos otros de sus derechos; en algunos casos, se ha retrocedido varias décadas e incluso siglos, como son los siguientes campos.

    En Honduras las mujeres durante mucho tiempo estuvieron sometidas a las exigencias sociales sin embargo han logrado durante todas sus luchas que se les reconozca como parte importante de la sociedad manifestándose para lograr que se les respeten sus derechos como tal.
    Mujeres feministas destacada en Honduras
    Lucila Gamero: la primera escritora profesional de Honduras, médica y materializadora del derecho al voto o sufragio femenino en Honduras.
    Visitacion Padilla: (Río Abajo/Ojo de Agua, Talanga, Francisco Morazán, 2 de julio de 1882 – 12 de febrero de 1960, Comayagüela) Maestra y activista feminista.
    Olimpia Varela: (Yoro, 1889 – 1986, Tegucigalpa) Educadora, feminista y escritora. Fundadora de varias revistas de carácter literario.
    Marco conceptual
    •Movimiento feminista: Movimientos que generan una corriente que tienen ideas principales lideradas por personas que defienden el valor de la mujer como un ser único e irrepetible, cuyo valor no esta relacionado con el hombre.
    •Igualdad de Genero: la “igualdad de genero” se refiere a la Igualdad de derechos responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, es por tanto un principio jurídico universal.
    •Materializadora(o): el que materializa, aparece, concreta, personifica, o Representa.
    •Activista: que participa activamente en la propaganda del partido o sociedad que pertenece activamente o practica en la accion directa en la lucha por los cambios o políticos que pretende.

    Hipótesis
    las mujeres sufren desigualdad en muchos ámbitos principalmente en el laboral, dónde los hombres cobran salarios más elevados que las mujeres, por realizar el mismo trabajo y las mismas horas; y en la dificultad que tienen las mujeres en obtener altos cargos que conlleven una gran responsabilidad, Esta desigualdad es la consecuencia principal de un factor cultural.

    Comentario por ROSANGELA AMINADATH VASQUEZ AGUILAR — 28/06/2018 @ 21:37 | Responder

  8. Universidad Nacional Autónoma de Honduras

    Investigación (Las mujeres y la economia)

    Grupo n° 5
    Integrantes
    1.Bessy Maribel Garcia Flores
    20171001489

    2.Cintia Liset Garcia Solórzano
    20171030134

    3.Diana Nazareth Alvarado Canales
    20171034498

    4.Dulce Maria Pelit Vindel
    20171032405

    5.Heysell Aguilar Godoy
    20171030046

    6.Karen Lizeth Godoy Matute
    20171002802

    7.Linda Argentina Toscano
    20171003911

    8.Nicolle Ivania Marrder Chicas
    20171002315

    9.Reina Maria Diaz Aguilar
    20171000571

    10.Tania Damary Solórzano Nieto
    20171033068

    Estudios de la mujer 2018-B-1300
    Docente: Dra. Anarella Vélez Osejo

    LAS MUJERES Y LA ECONOMÍA

    Caracterización:
    Desde que la Revolución Industrial cambió el escenario laboral, quedó demostrado que hombres, mujeres y niños podían trabajar, no había distinción entre sexos, con jornadas laborales que no eran humanas.
    Las mujeres han trabajado en muchos empleos que parecían destinados a hombres, pero llegó un momento en el que, se la relegó al cuidado de la familia y ha costado mucho poder elegir en qué trabajar y cambiar esa mentalidad.
    A lo largo de la historia hemos visto generación tras generación como profesoras, enfermeras,etc eran profesiones femeninas, en el otro lado, arquitectos, científicos y la amplia mayoría de jefes, han sido hombres.
    En el mundo, la cantidad de mujeres en la fuerza de trabajo sigue siendo muy inferior a la cantidad de hombres: solamente la mitad de las mujeres en edad de trabajar están empleadas. Las mujeres son las que realizan la mayor parte del trabajo no remunerado y, cuando se les paga, se encuentran sobre representadas en el sector informal y entre las personas pobres. Ellas siguen cobrando menos que los hombres por el mismo trabajo. En muchos países, las distorsiones y la discriminación en el mercado laboral restringen las opciones de las mujeres para conseguir un empleo remunerado, y la representación femenina en los altos cargos y entre los empresarios sigue siendo baja.
    Las crecientes tasas de crecimiento laboral de las mujeres impulsan el rendimiento económico en una variedad de formas, por ejemplo los ingresos más altos de las mujeres, conducen al incremento de los gastos domésticos, en la educación de los niños etc.

    Fundamentación:
    El empleo femenino en cuestiones de igualdad con el hombre, ofrece a las empresas una fuente proveedora de talentos más amplia que podría aumentar la creatividad, innovación y productividad y en los países avanzados, una fuerza de trabajo femenina de mayor tamaño puede ayudar a contrarrestar el impacto de una fuerza laboral que se está achicando y, por lo tanto, puede ayudar a mitigar los costos del envejecimiento de la población.
    El mundo de la política siempre ha estado claramente dominado por hombres. En Honduras por ejemplo, nunca hemos tenido una mujer presidenta del Gobierno y de momento, tampoco parece que vayamos a tenerla. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, se están dando pequeños pasos en nuestro país
    La desigualdad de género es un fenómeno muy presente en las sociedades modernas, y que no sólo aflige a las mujeres, que reciben menores salarios por el mismo trabajo, no acceden a una formación de calidad o a puestos jerárquicos,
    Igualdad ante todo, la desigualdad en el mercado laborar entre hombres y mujeres todavía es notable en la actualidad si hay algo que proclaman muchas feministas es el término igualdad, para lograrlo hay que solucionar muchas cuestiones como:
    • La brecha salarial. Uno de los lemas que más suenan. La diferencia entre sueldos dependiendo del género. Aunque lo más habitual sea que la mujer, por cuestiones familiares, renuncie a su empleo o trabaje media jornada.
    • Conciliación laboral. Un punto primordial para hombres y mujeres. Sin descanso, sin una vida más allá del trabajo, no sólo se rinde menos sino que parece que volvemos a la Revolución Industrial.
    El fin de las desigualdades entre hombres y mujeres que desarrollan el mismo trabajo añadiría un 26% más de riqueza al Producto Interior Bruto mundial y contribuiría al crecimiento de la economía pública y privada.

    Comentario por Tania Damary Solórzano — 28/06/2018 @ 18:29 | Responder

  9. Universidad Nacional Autonoma De Honduras

    Estudio de la mujer

    Dra. Anarella Velez

    Propuesta de investigacion Grupal: Historia del Ecofeminismo en Honduras

    Grupo #1

    Integrantes:
    Sadia Lorena Quiroz Hernandez
    Cta.20091902322 #4

    Maria Elizabeth Lopez Andino
    Cta.20121017998 #8

    Dina Johana Salgado
    Cta. 20121005222.

    Josué Arturo Centeno Guzmán
    Cta. 20141000573 #10

    Tegucigalpa MDC 28/06/2018

    Introducción.
    La futura investigación pretende abordar el origen del ecofeminismo (surgido por la lucha por la gran explotación a la tierra por parte de compañías, embelesadas por la riqueza), todo la trayectoria que este movimiento ha tenido, hasta la creación en nuestro país, pero esto no quiere decir que en Honduras no se ha defendido a la tierra antes de la creación de este movimiento, la tierra siempre y siempre se ha levantado el pueblo en lucha contra la tiranía y la injustica.
    También se pretenden analizar la importancia de la mujer en la defensa y lucha por el medio ambiente y como está ha adquirido un valor importante en este conflicto y también hacer énfasis de los espacios conquistado por ella; que el hombre no ha logrado, por ejemplo Berta Cáceres.

    HISTORIA DEL ECOFEMINISMO EN HONDURAS
    El movimiento feminista en la republica de Honduras tuvo su mayor auge a mediados del siglo xx. Las féminas hondureñas se lanzaron a las calles con el objeto de solicitar igualdad de derechos con su contraparte masculinos.
    El primer gremio feminista fue la “SOCIEDAD CULTURAL FEMENINA” la cual estaba compuestas por mujeres de letras y maestras, fue iniciada por la profesora VISITACION PADILLA y junto a ellas estaban también: Graciela Amaya, Antonieta, Jesús, Mariana entre otras esta sociedad se unió a la federación obrera hondureña aquí se dedicaban en la educación para adultos y sobre todo para las mujeres. Esta sociedad lucho por los derechos políticos de la mujer o sea que según la historia en 1825 en el Estado de Honduras la mujer no ejercía el voto.
    ¿Por qué? El ecofeminismo reúne los elementos del feminismo y del ecologismo y esto es fundamental para analizar de forma integral las crisis sistémicas en las que estamos instaladas (alimenticia, financiera, energética, social…). Hablar de un mundo sostenible desde la perspectiva ecofeminista es caminar hacia unos modelos de vida que respeten los límites biofísicos del planeta y donde no exista la subordinación de las mujeres. Esto supone hablar de cuerpos, de relaciones de género, de relaciones Norte-Sur y de cómo las personas nos relacionamos con los ecosistemas. En este curso incursionaremos en el pensamiento y en la práctica ecofeminista de forma teórica y aterrizándolo en ámbitos como la alimentación y la salud.
    1. Ecofeminismo y desarrollo rural sostenible
    El ecofeminismo y el desarrollo rural sostenible son dos categorías de análisis
    Relativamente nuevas, su aparición se puede situar en el último tercio del siglo XX.
    El primer término ha sido producto del posicionamiento político que van asumiendo las mujeres y su preocupación ante los problemas ecológicos que azotan a la humanidad, mientras que el segundo, ha surgido de las iniciativas impulsadas por los Organismos de Cooperación Internacional, las Organizaciones No Gubernamentales conocidas popularmente como ONG, los gobiernos y las organizaciones comunitarias que promueven proyectos de desarrollo bajo el ideal de mejorar las condiciones de vida en las áreas rurales, pero sin comprometer la existencia de los recursos naturales que van a necesitar las generaciones futuras.
    Según Alicia Puleo (2011: 405) el feminismo aceptó, desde hace más de tres décadas, el desafío de reflexionar sobre la crisis ecológica desde sus propias claves, teniendo como elementos centrales a considerar el patriarcado, el androcentrismo, el sexismo, el cuidado y el género, los que son de utilidad para desvelar la exclusión que sufren las mujeres y la depredación a la que se ve sometida la naturaleza en la sociedad patriarcal. Así, sus diferentes corrientes entre las que se encuentran según Karen Warren (2003: 12) las de tendencia liberal, tradicional, marxista, radical y socialistas, fueron dando origen a lo que hoy se conoce con el nombre de ecofeminismo.
    Aunque existe esa variedad de corrientes, en mi caso estoy utilizando el término ecofeminismo de forma general, entendiéndolo como el movimiento de creación de Conocimiento y desarrollo de una práctica social, orientada a concientizar a las personas de los problemas que sufren las mujeres en especial por su condición de género y de la crisis ecológica que estamos viviendo.
    El ecofeminismo es reflexión teórica, práctica social y utopía, sus acciones están encaminadas a construir sociedades que sean capaces de respetar a las mujeres y la naturaleza.
    Tomando de referencia a María Mies y Vandana Shiva (1997: 25-26) se puede expresar que aunque el término ecofeminismo fue acuñado por Françoise dEaubonne a finales de 1970 y principio de 1980, como saber es antiguo. Además las mismas autoras evidencian que desde la década del 70 surgió con una fuerte práctica social en contra de la destrucción del ambiente.
    Actualmente a nivel mundial, tanto en las principales ciudades de los países empobrecidos como en las comunidades rurales aledañas a ellas, las organizaciones feministas luchan por construir un mundo en donde florezca la vida. Voces como las de Vandana Shiva de la India y Wangari Maathai de Kenia, han sido una guía y servido de inspiración por el trabajo desarrollado, lo que se ha reconocido a nivel internacional, a través de instituciones como las Naciones Unidas y la Fundación Alfred Nobel.
    1 El ecofeminismo con sus acciones de manera consciente o inconsciente, fomenta la búsqueda de un desarrollo sostenible, el que es contrario al modelo de desarrollo liberal patriarcal, ya que este último se ha enfocado en maximizar las ganancias, reducir costos y acumular en unas pocas manos los beneficios que genera la producción económica, a costa del dolor infligido a millones de seres humanos. En el modelo de desarrollo liberal patriarcal, las mujeres son las principales víctimas.
    2 especialmente en los países empobrecidos, donde hay débiles legislaciones para proteger a la población de los daños causados por las empresas mineras, hidroeléctricas, petroleras, las dedicadas a los monocultivos a gran escala, las forestales y las que experimentan con Organismos Genéticamente Modificados, entre otras. Feministas luchan por construir un mundo en donde florezca la vida. Voces como las de Vandana Shiva de la India y Wangari Maathai de Kenia, han sido una guía y servido de inspiración por el trabajo desarrollado, lo que se ha reconocido a nivel internacional, a través de instituciones como las Naciones Unidas y la Fundación Alfred Nobel.1 El ecofeminismo con sus acciones de manera consciente o inconsciente, fomenta la búsqueda de un desarrollo sostenible, el que es contrario al modelo de desarrollo liberal patriarcal, ya que este último se ha enfocado en maximizar las ganancias, reducir costos y acumular en unas pocas manos los beneficios que genera la producción económica, a costa del dolor infligido a millones de seres humanos. En el modelo de desarrollo liberal patriarcal, las mujeres son las principales víctimas,2 especialmente en los países empobrecidos, donde hay débiles legislaciones para proteger a la población de los daños causados por las empresas mineras, hidroeléctricas, petroleras, las dedicadas a los monocultivos a gran escala, las forestales y las que experimentan con Organismos Genéticamente modificados entre otras.

    El ecofeminismo como concepto fue nombrado por primera vez a finales de 1970 por François D’eaubonne, una socióloga francesa que lo define como la crítica a modernidad desde el feminismo y el ecologismo, estableciendo la conexión ideológica que existe entre la explotación de la Naturaleza y la de las mujeres al interior del sistema jerárquico-patriarcal.
    La modernidad se inicia con el orden que impone la caza de brujas, esa complicidad perpetrada entre el poder religioso, el político y el académico, donde quedan redefinidos el papel de las mujeres en la familia o en el convento, y el de la Naturaleza, dominada por el espíritu científico de los Hombres. Por eso las mujeres, al igual que los indígenas, y los negros pasan a ser “naturaleza” quedando fuera de la “cultura”.
    Las proyecciones de la percepción humana sobre el mundo exterior, determinan la visión que define lo que es “naturaleza” y la postura ideológica a partir de la cual se crea la “cultura”. El orden pre-patriarcal, y aún hoy aquellas culturas que se piensan como parte del universo, conciben la naturaleza como una Madre, la Madre tierra, Pachamama nutricia y próspera, fuente de abundancia y multiplicación. Pero para la cultura patriarcal, que desde hace 6000 años ha borrado el principio femenino de la creación y la regeneración y se lo ha apropiado el Dios-Padre, la Naturaleza se ha convertido en fuerzas caóticas y descontroladas, salvajes y amenazantes, que necesitan de un “orden” y un control que viene con la “cultura”.
    Así, la violencia patriarcal asumida como cultura se torna como necesaria para “controlar” y poner “orden” a las fuerzas regenerativas de la Naturaleza y de las mujeres.
    Las implicancias directas de estas visiones filosóficas que vuelven al hombre “cultura” y lo enfrentan a la “naturaleza”, recaen directamente sobre las mujeres que por ser las garantes del alimento, el agua y la salud son las primeras víctimas del desequilibrio ecológico, y las primeras en organizarse para resolver los conflictos.
    Y es cuando en Honduras desde
    Cuatro meses después del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, el cuerpo de la lideresa hondureña Lesbia Janeth Urquía Urquía fue encontrado en un basurero municipal. El hecho es considerado un nuevo feminicidio político para acallar las voces de las mujeres que defienden la tierra en contra de un sistema patriarcal, racista y capitalista.
    Honduras se considera como uno de los países más peligroso para las activistas ambientales, con 101 asesinatos entre 2010 y 2014.
    Dice el pueblo Lenca, que habita territorios de Honduras y El Salvador que los ríos están habitados por espíritus femenino, “Las niñas protectoras de las aguas son guardianas de los ríos”. Dicen que el agua es un bien fundamental, y no dudan en defenderla con su propia vida.
    Hace más de cinco siglos que los poderes neocoloniales destruyen las montañas, los bosques, las lagunas, la biodiversidad, en nombre de la “civilización” y del “desarrollo En Honduras, a partir del golpe de Estado que destituyó a Manuel Zelaya, se aprobó la Ley General de Aguas, que habilita la privatización de los ríos. La mayoría se encuentra dentro de los territorios de los pueblos indígenas, y en ningún momento se efectuaron las consultas previas, libres e informadas, que indica el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. El estado racista de Honduras se caracteriza por una negación sistemática de este derecho. El 18 de diciembre de 2015 fue condenado en la CIDH, por haber omitido la consulta previa en comunidades Garífunas afectadas por proyectos turísticos y mineros.
    El asesinato de Berta Cáceres, dirigente del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), en la noche del 2 de marzo de 2016, fue realizado materialmente por un ejecutivo de DESA empresa constructora de la hidroeléctrica de propiedad del clan Atala, por un mayor activo del ejército instructor de la policía militar, por un militar en retiro, y por un sicario. Una auténtica alianza mafiosa nacida del narco Estado. Frente a la presión mundial, el gobierno apresó a estos implicados directos en el crimen, pero no revela a los autores intelectuales. El crimen de Berta fue un mensaje mafioso dirigido a todas las mujeres guardianas de los ríos y de los pueblos, que indicaba la decisión del poder capitalista y patriarcal, de no detenerse ante nada. De desafiar a los mismos espíritus del agua.
    Cuatro meses después del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, el 5 julio 2016 el cuerpo de la lideresa hondureña Lesbia Janeth Urquía, quien venía activando la consulta que realizaría a la comunidad lenca de Santa Elena, de La Paz, para evitar la construcción de la represa Los Encinos S.A., fue asesinada y encontrada en un basurero municipal el hecho es considerado un nuevo feminicidio político para acallar las voces de las mujeres que defienden la tierra en contra de un sistema patriarcal, racista y capitalista, defensora del río Chinacla.
    Señala la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH), que el río “fue concesionado en el 2010, en una piñata realizada por el Congreso Nacional, en la cual entregó más de medio centenar de ríos a personajes ligados a la élite de poder”. Lesbia Janeth, de 49 años, madre de dos hijas y un hijo, estaba vinculada al Copinh. Había salido de su casa con su bicicleta. Su cuerpo fue hallado el siguiente día en un basurero municipal, con múltiples heridas cortantes en la cabeza y otras partes del cuerpo. El Copinh denunció que esta muerte constituye un “feminicidio político, que busca callar las voces de las mujeres que, con coraje y valentía, defienden sus derechos en contra del sistema patriarcal, racista y capitalista, que cada vez más nos acerca a la destrucción del planeta”.
    Lesbia Janeth lideraba una fuerte lucha en el departamento occidental de La Paz, donde las comunidades lencas llevaban adelante una oposición férrea al proyecto hidroeléctrico Aurora I, sobre el río Chinacla, proyecto al que está vinculada la presidenta del Partido Nacional, y vicepresidenta del Congreso, Gladys Aurora López, y su marido Arnold Castro. Lesbia venía activando además la consulta que realizaría la comunidad lenca de Santa Elena, de La Paz, para evitar la construcción de la represa Los Encinos S.A.

    En Febrero de 1995 Blanca Jeannette Kawas Fernández : Lucha l para preservar 449 especies de plantas, la diversidad de flora y fauna, lagunas costeras, afloramientos rocosos, pantanos, manglares, costas rocosas, playas de arena y selva ubicadas en una franja costera de 40 kilómetros, fueron obstáculos para proyectos empresariales
    Kawas realizó actos en contra del gobierno de Carlos Roberto Reina Idiáquez debido al otorgamiento de títulos de propiedad a campesinos y empresarios en las reservas de Punta Sal, hoy llamado Parque nacional Jeannette Kawas.
    Dos días después de la protesta, el 6 de febrero de 1995, se encontraba en su casa, a las (19:45 horas) 7:45 p.m. Fue asesinada con arma de fuego por dos sospechosos, no identificados en su casa en el Barrio El Centro, en la ciudad de Tela, Atlántida. Entre los sospechosos de asesinato se encuentran el coronel Mario Amaya (conocido como Tigre Amaya), quien se habría reunido con el sargento Ismael Perdomo y Mario Pineda (también conocido como Chapin) en la jefatura de policía de Tela.

    Comentario por Josue — 28/06/2018 @ 17:40 | Responder

  10. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS.
    Facultad de ciencias sociales.
    Asignatura— Estudios de la mujer(1300)
    Alumna——- Reyna Diaz – 20171000571
    Docente—— Anarella Vélez

                INTRODUCCIÓN 
    

    En nuestros primeros años de vida carecemos de personalidad, por lo que la sociedad, en especifico nuestra familia y nuestro entorno nos irán forjando el como ser y el como actuar y es ahí donde empezamos a crear valores y modales, que conforme vamos adquiriendo más conocimientos y vamos conociendo diferentes personas podemos ir cambiando.
    Los buenos modales, o comportarse de un modo socialmente aceptable y respetuoso, demuestra deferencia, cuidado y consideración por los demás. Tener buenos modales puede ayudarte a tener mejores relaciones con la gente que conoces y con aquellos a los que vas a conocer. También y dependiendo de nuestra formación presentamos malos modales que muestran una apariencia incorrecta e indeseable ante la sociedad.
    En el presente informe veremos los buenos y malos modales, también derechos y deberes en el ámbito educativo y para especificar en ciudad universitaria.

    veamos algunos buenos y malos modales en un entorno educativo.
    #Buenos modales
    Ser puntuales.
    No hablar mientras el docente esta hablando en clases.
    Limpiar el área donde como o trabaja.
    Depositar la basura en su lugar.
    Ofrecer ayuda a quien lo necesite
    No discriminar a nadie.
    Respetar los derechos de expresión y asociación.
    Saludar al entrar a algún lugar.
    Pedir por favor.
    Expresarse correctamente. etc

    #Malos modales
    Ser impuntuales.
    Hablar mientras el docente da clases.
    Ser irrespetuosos.
    Botar la basura en cualquier lado.
    Discriminar a las personas por su vestimenta, raza etc.
    tener un lenguaje soez.
    Rayar paredes de los baños.

    #Derechos y deberes de los estudiantes(se recomienda leer las normas académicas de la UNAH)
    #Derecho
    A recibir una enseñanza de calidad, critica, analítica, científica, humanística.
    Participar activamente en los procesos de evaluación de calidad de docencia recibida.
    A recibir asesoria del personal docente.
    Disfrutar de becas y ayudas financieras.
    A no ser discriminados en el acceso proceso y permanencia en la universidad.
    A que se respete la ideología. etc..

    #Deberes
    Asistir con puntualidad a clases.
    Respetar a todos los integrantes de la comunidad universitaria.
    Participar en diversas actividades académicas.
    Responsabilizarse de su propio aprendizaje.
    Cooperar en el mantenimiento del orden y limpieza de las aulas, laboratorios, pasillos, áreas verdes.
    Participar en programas de servicio social universitario.

    dentro de nuestros derechos esta el ser respetados, el no ser agredidos, ni dañados sexualmente y es por lo que la UNAH creo el “REGLAMENTO ESPECIAL PARA PREVENIR, ATENER, SANCIONAR Y ERRADICAR EL ACOSO SEXUAL EN LA UNAH”, según Acuerdo No. CU-O-092-09-2009, Adoptado por el Consejo Universitario en su Sesión Ordinaria, Celebrada el treinta de septiembre del 2011, contenido en el Acta No. CU-O-008-09-2009; Publicado en la Gaceta, Sección “B.46” del 17 de marzo del 2012, No. 32,775.​
    Si eres acosad@ sexualmente, habla y denuncia no te quedes callad@.

                    Biografía 
    

    https://sg.unah.edu.hn/documentos-de-interes/normativa-de-la-unah/

    https://prezi.com/or25y8ztanw-/buenos-modales-en-la-universidad/

    Comentario por Reyna María Díaz Aguilar — 26/06/2018 @ 04:13 | Responder

  11. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

    ESTUDIOS DE LA MUJER
    INFORME GRUPAL
    INTEGRANTES:
    ADRIANA MICHELLE SARMIENTO MATAMOROS
    20171035078

    TANIA DAMARY SOLÓRZANO NIETO
    20171033068

    DIANA NAZARETH ALVARADO CANALES
    20171034498

    JEILY STEPHANY VASQUEZ NÚÑEZ
    20171030294

    KRISTELL POSADAS

    BUENOS & MALOS MODALES

    Hablaremos de los buenos y malos modales que debemos de tener dentro los establecimientos universitarios.
    Comenzaremos con los Buenos:
    • Ser puntuales
    • Respetar y cuidar el patrimonio de la UNAH
    • Saludar y despedirse a la hora de entrar y salir del aula
    • Dar las gracias a sus docentes y a sus compañeros
    • Pedir por favor
    • No hablar mientras el docente está impartiendo la clase
    • Ofrecer ayuda a quien lo necesite
    • Limpiar su área en donde come o trabaja
    • Cubrir su boca cuando toses o estornudas

    Dentro de la otra cara de la moneda encontramos a los malos modales:
    • Ser impuntuales
    • Tirar basura
    • Rayar los baños y las mesas
    • Interrumpir la clase
    • No saludar ni despedirse a la hora de entrar y salir del aula
    • Fumar en áreas restringidas
    • No pedir permiso
    • Dormirse en clases
    • No ser atento con los demás
    • No lavarse las manos luego de ir al baño
    • Escupir en el suelo

    DERECHOS & DEBERES

    Derechos de los estudiantes:
    • Recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.
    • Igualdad de oportunidades.
    • Que su rendimiento escolar sea evaluado con plena objetividad.
    • Que se respete su libertad ideológica y religiosa.
    • Que se respete su integridad física y moral y su dignidad personal.
    • Participar en lo relacionado con la vida del Centro.
    • El derecho de expresión y de asociación.
    • Derecho a la privacidad y seguridad.
    • Recibir asistencia médica.
    • A que se les reciba excusas por no asistir a exámenes (Duelo, accidente, enfermedad grave).
    • A la corrección objetiva y justa de los exámenes.

    Deberes que deben de cumplir los estudiantes:
    • Asistir puntualmente a clases.
    • Cumplir y respetar los horarios.
    • Respetar el derecho de estudio de sus compañeros.
    • No discriminar a nadie por razón de raza, sexo, u orientación sexual.
    • Mantener limpias las instalaciones,
    • Cuidar y respetar correctamente las instalaciones.
    • Mantener el orden en la entrada y salida.
    • Presentar a tiempo las asignaciones.

    LEY DEL ACOSO SEXUAL
    El acoso sexual hace referencia a insinuaciones sexuales inapropiadas, demandas de favores sexuales o cualquier otra conducta verbal, no verbal o física de naturaleza sexual no deseada, que se produce en el entorno personal o profesional. En la mayoría de contextos jurídicos modernos el acoso sexual es ilegal.
    En el Código de Trabajo de Honduras no regula el acoso sexual en el lugar de trabajo; por eso, los empleadores tienen que diseñar sus propias regulaciones, definir qué constituye un acoso sexual, los procedimientos a seguir, y las sanciones apropiadas dentro de sus Reglas de Trabajo. Los empleados acosados deben notificar a la persona o departamento correspondiente dentro de la empresa, tras lo cual, el empleado debe notificar al Departamento de Trabajo del Estado, que procederá con la investigación inmediata del reclamo que le presenten.

    La Ley de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres prevé penas de uno a tres años de prisión. La ley exige la terminación inmediata de un trabajador que participe en acoso sexual.

    Comentario por Tania Damary Solórzano — 07/06/2018 @ 04:24 | Responder

  12. Tania Marisol Cantarero Inestroza
    N° de cuenta: 20131014557
    N° de Lista: 11
    N° de grupo: 2
    ¿En dónde y que estudiamos?
    Estudie en Jesús de Otoro, Intibucá. En el Instituto Privado Superación Otoreña, estudie Perito Mercantil y Contador Público.
    Mis expectativas: tener más conocimiento sobre cómo fue evolucionando los derecho de la mujer a través de la historia.

    Comentario por TANIA MARISOL CANTARERO INESTROZA — 07/06/2018 @ 03:18 | Responder

  13. • Docente: Dra. Anarella Vélez Osejo

    • Estudiantes:
    Nicolle Ivania Marrder Chicas 20171002315
    Karen Lizeth Godoy Matute 20171002802
    Heysell Nahomy Aguilar Godoy 20171030046
    Chistian Rubery Vargas Giron 20181007377

    • Clase: Estudios de la mujer
    • Sección: 1300 / Grupo: # 5

                                                                                                         Buenos y malos modales
    

    1.- Saludar al entrar a un lugar y al abandonar un recinto: “Buenos días”, “Buenas tardes”, “Hasta luego”, “Buenas noches”. Un simple saludo o despedida pueden hacer la diferencia. Indican respeto por el resto de la personas, buenas costumbres; en definitiva, buenos modales.

    2.- Dar las gracias: Puede parecer de perogrullo decirlo, pero cada vez menos personas están dispuestas a realizar el sencillo gesto de agradecer. Aunque la persona que nos haga un servicio esté cumpliendo con su trabajo, aunque sea lo esperable que realice determinada acción, dar las gracias permite cerrar un ciclo, y cada vez que lo hacemos, dejamos detrás nuestro la imagen de que se valora lo que la contraparte hizo. No es difícil, y aporta mucho.

    3.- Pedir por favor: En lugar de dar una orden, o de exigir un servicio porque se está pagando, el pedir por favor necesariamente implica que la contraparte adoptará una actitud positiva. No se trata de rogar, no se pierde el orgullo, no es ser menos valientes. Es una cortesía, una frase breve que puede hacer una gran diferencia.

    4.- Ceder el asiento a quienes lo necesiten: Antaño una costumbre casi instantánea, hoy se bate en una triste retirada. No sólo en el tren subterráneo o los buses urbanos -donde para hacerlo más grave aún existen asientos marcados que son ocupados por quienes no les corresponde-, sino en todos aquellos espacios en que el sentido común nos indica que alguna persona necesita el asiento más que nosotros. Denota buena educación, modales, respeto y empatía.

    5.- Sentarse correctamente y no recostarse como, literalmente, ocurre hoy: ¿Cuántas veces hemos visto a personas literalmente “desparramadas” en sus asientos? Es verdad que existe libertad, nadie cuestionaría eso, pero también es cierto que en espacios públicos, una señal de respeto y preocupación por los demás y uno mismo es sentarse correctamente. En la casa, en la privacidad del hogar, ya habrá espacio y tiempo para sentarse como a cada uno le parezca.

    6.- Sacarse el gorro, viscera, sombrero o lo que sea que tengamos en la cabeza cuando estemos en una situación más formal: Cada vez más, es posible ver que los gorros parecen pegados a las cabezas, ya que da lo mismo la situación, nadie parece dispuesto a sacárselos aunque la ocasión así lo amerite, aunque sea un espacio cerrado, aunque la persona que tenemos en frente merezca nuestro respeto. Esto puede cambiar muy fácilmente.

    7.- Mirar a la cara a quien te está hablando y no al teléfono móvil: No eludir las miradas, no ver hacia otro lado en señal de aburrimiento, no concentrarse en el celular que nos controla y nos hace faltarle el respeto al que tenemos en frente. Mirar a la cara, prestar atención, mostrar interés. No desafectarse del otro, de lo que dice y de lo que nos quiere comunicar.

    8.- Dejar pasar primero a las mujeres: Esto parece sacado de un libro de la antigüedad. ¿Quién es el caballero que lo hace actualmente? ¿Quién tiene la costumbre de dejar que ellas pasen primero? ¿Cuándo se perdió este gesto de buena educación? Por más que estemos en tiempo de igualdad de género, la caballerosidad sigue siendo un bien necesario.

    9.- Expresarse correctamente, sin garabatos o groserías de por medio, para que te entienda tu interlocutor: Cada vez las expresiones groseras o de garabatos se meten con más fuerza dentro de todas las conversaciones. No se trata de no decirlos, que cada cual verá en su espacio privado cómo lo hace, pero hay momentos en los que conviene darse cuenta de lo que uno está diciendo, con quién está hablando, y cómo relacionarse de una manera que muestre educación y buenos modales.

    10.- Escuchar sin interrumpir, en vez de hablar todos a la vez: Sana costumbre, buenos modales. El que habla más fuerte no es el que tiene algo más importante que decir. Y escuchar al otro permitirá tener un diálogo. Si todos hablamos a la vez, al final costará más entenderse. Algo tan simple y lógico, hoy parece estar rumbo a la extinción

    11.- Ofrecer ayuda, con acciones simples, a alguien que lo necesite: Abrir una puerta, ayudar con una bolsa pesada, dejar cambiarse de vía a un auto, en fin, tener la actitud proactiva de resucitar esas costumbres tan sanas que han hecho desde siempre que la convivencia sea más amigable y feliz, con empatía, pensando en el otro, y contribuyendo a que todos nos desenvolvamos en un marco de respeto y, por cierto, de buenos modales.

                                                                                            Deberes y Derechos  de los estudiantes.
    
    
                                                                                                           INTRODUCCIÓN 
    

    Todo estudiante como protagonista principal en el sistema educativo cuenta con diversos derechos que le garantizan su calidad como estudiante. De igual manera debe cumplir con ciertos deberes para que la relación estudiante-institución y estudiante-maestro sea amena y en conjunto se puedan lograr los objetivos deseados.
    Nuestra sociedad se caracteriza por ser organizada y tener ciertos criterios a cumplir que cada uno como persona debe asumir por si solo como es el caso del estudiante con sus deberes.

                                                                                                                    DEBERES
    

    1) Asistir con puntualidad a las actividades escolares a las que se convoque, tanto dentro y fuera de la institución.

    2) Aprovechar el tiempo dispuesto para estudiar.

    3) Contribuir y participar en campañas educativas y estrategias participativas en pro de un ambiente sano.

    4) Colaborar y participar activamente en la forma que lo indiquen los educadores, en las lecciones o actividades escolares tanto dentro como fuera de la institución.

    5) Practicar normas de consideración y respeto en sus relaciones con los compañeros, con los profesores, con el personal y autoridades de la institución y en general, con todas las personas.

    6) Conducirse adecuadamente con dignidad y respeto durante las lecciones.

    7) Respetar la integridad física, emocional y moral de sus compañeros, sus profesores y todo el personal de la institución.

    8) Cumplir estricta y puntualmente con el horario estudiantil.

    9) Respetar los bienes de los miembros de la comunidad educativa del centro estudiantil.

    10) Cubrir los daños materiales que haya causado en la institución

    11) Cubrir las normas de higiene y urbanidad en todos los ambientes y espacios de la escuela, aula, comedor, patio, servicios sanitarios.

    12) Cumplir con las tareas asignadas.

    13) Ejecutar las pruebas de evaluación, según los criterios y procedimientos.

    14) No ingerir ningún tipo de alimentos durante las lecciones.

                                                                                                                  DERECHOS
    

    No se les puede prohibir el ingreso a clases por mora en el pago de la pensión
    Está prohibido que retiren al estudiante durante el año lectivo, retengan la entrega de certificados o el diploma de bachiller cuando sus padres o quien sea responsable de la educación del menor no tengan los medios para hacer el pago de la deuda. Existen otros medios para obtener el pago correspondiente; los acuerdos de pago son uno de ellos.
    Ser protegidos contra el matoneo y el cibermatoneo
    Las instituciones educativas tienen la obligación de desarrollar labores de prevención, protección y sanción necesarias en contra del acoso escolar en todas sus formas. El acoso puede provenir de la violencia física, verbal, simbólica y en particular emocional, que atenta contra la dignidad del menor de edad, de forma directa o a través de medios virtuales. La creación de grupos en redes sociales o la publicación de fotos denigrantes son sancionables.
    Disponer sobre su comportamiento sexual y su estado civil
    La orientación sexual o el estado civil de un estudiante (casarse o convivir con alguien) no pueden dar lugar a sanción (expulsión) o al cambio de las condiciones de estudio de los alumnos arbitrariamente. Cualquier norma de los manuales de convivencia que lo contemple desconoce los derechos fundamentales y la Constitución.
    No discriminación por su estado de embarazo
    Someter a una estudiante a un tratamiento educativo distinto al de sus compañeros, por encontrarse embarazada, limitando su asistencia a ciertos días y horas o excluyéndola del plantel, está prohibido por ser una medida discriminatoria, porque interfiere de forma negativa en el ámbito de autodeterminación individual.
    Prohibición de recibir sanciones que atenten contra su dignidad
    Siempre deben preferirse mecanismos pedagógicos de tipo persuasivo, aunque den resultados más lentamente. Así, sanciones que supongan escarnio público, maltrato físico o psicológico no están permitidos en las instituciones educativas.
    No se les puede intimidar con la amenaza de una sanción
    No se puede amenazar a los estudiantes con sanciones para cesar una acción que no necesariamente constituye una falta. Esto no contradice que se hagan advertencias legítimas acerca de las consecuencias que sus actos pueden acarrear.
    Debido proceso en actuaciones disciplinarias
    Dentro de las instituciones educativas debe existir un proceso disciplinario para la aplicación de sanciones a los estudiantes. Ellas deben contemplar garantías para su defensa como la comunicación formal de la apertura del procedimiento, el conocimiento de todas las pruebas en su contra, la posibilidad de controvertirlas, etc.
    Practicar su religión
    Las instituciones educativas deben llegar a acuerdos con los estudiantes que, por razón de sus convicciones religiosas, no pueden cumplir regularmente el calendario académico u otras obligaciones estudiantiles, siempre y cuando se solicite desde el primer momento y se demuestre su vinculación a una iglesia reconocida por el Estado.
    Decidir sobre su apariencia física
    La apariencia física es una de las maneras en que se reafirma la personalidad y la identidad de una persona. Por eso, llevar el pelo largo o determinadas prendas, adornos o maquillaje no puede ser sancionado por las entidades educativas.
    En educación rural, se debe garantizar el transporte a su escuela por largos desplazamientos
    Deben establecerse condiciones de infraestructura mínimas para asegurar la disponibilidad del servicio, el acceso, la permanencia, la calidad y la continuidad en la prestación del mismo. Así, por ejemplo, cuando los menores tengan que hacer largos desplazamientos para llegar a su colegio, el Gobierno local debe facilitar medios para que el acceso a la educación no se vea disminuido.

                                                                                                           La ley del acoso sexual
    

    El acoso sexual es la intimidación o acoso de naturaleza sexual, o violación promesas no deseadas o inapropiadas a cambio de favores sexuales. En la mayoría de los contextos jurídicos modernos el acoso sexual es ilegal.

    La ley prohíbe el acoso sexual de las mujeres en el lugar de trabajo. Los empleadores son responsables de cualquier acto de acoso ilegal (y discriminación) por parte de un empleado de él/ella a menos que el empleador pruebe que él/ella ha tomado todos los pasos racionalmente viables para prevenir el acto ilegal.

    El acoso sexual ocurre cuando el acosador realiza un avance sexual o un pedido de favores sexuales, o se involucra en otra conducta de carácter sexual hacia la víctima en circunstancias donde a la víctima no le agradan tales conductas y en circunstancias donde el acosador haya anticipado razonablemente que la víctima se sentiría ofendida, humillada o intimidada.

    El Código Criminal de Honduras define el término acosador sexual como a una persona que se aprovecha de su posición superior, sea ejecutivo o de estatus similar, provoca la inestabilidad emocional de la víctima dentro de sus condiciones de trabajo, tales como la descalificación por consideración en las actividades dentro del lugar de trabajo, consideración en relación al aumento de salario, negación o impedimento en relación a asensos; como castigo por haber rechazado avances no apropiados, tales como insinuaciones o pedidos de favores sexuales para ellos o terceros.
    El acosador solo o junto a otras personas que se involucren en una conducta de carácter sexual crean una atmósfera de trabajo hostil e intimidante para la víctima. Inclusive las conversaciones que parecen sexualmente inofensivas que no están dirigidas a un empleado soltero pueden resultar en un caso de acoso sexual.

    La Ley de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres 2000 regula el procedimiento que se debe seguir en caso de acoso sexual. El empleado tiene derecho a rescindir el contrato laboral sin emitir aviso previo si un empleador comete un acto de acoso sexual. En caso de que el acosador sea un empleado, el empleador puede despedirlo sin responsabilidad de su
    Parte (de todos modos, se deben seguir unos procedimientos especiales ante las autoridades competentes).
    El Código de Trabajo de Honduras no regula el acoso sexual en el lugar de trabajo; por eso, los empleadores tienen que diseñar sus propias regulaciones, definir qué constituye un acoso sexual, los procedimientos a seguir, y las sanciones apropiadas dentro de sus Reglas de Trabajo. Los empleados acosados deben notificar a la persona o departamento correspondiente dentro de la empresa, tras lo cual, el empleado debe notificar al Departamento de Trabajo del Estado, que procederá con la investigación inmediata del reclamo que le presenten.

    La Ley de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres prevé penas de uno a tres años de prisión. La ley exige la terminación inmediata de un trabajador que participe en acoso sexual.

    Comentario por Nicolle Ivania Marrder Chicas — 06/06/2018 @ 17:34 | Responder

  14. Nombre: Nicolle Ivania Marrder Chicas
    Numero de Cuenta: 20171002315
    Numero de Lista: #44
    Numero de Grupo:#5
    Donde estudie: Saint Raphaels School
    Que estudie: Bachillerato en ciencias y humanidades
    Mis expectativas: primeramente aprender el papel verdadero de una mujer. saber que no todo es obligacion de nosotras, que la clase sea creativa dinamica y poder sacar una alta calificacion con el conocimiento adquirido.

    Comentario por Nicolle Marrder — 06/06/2018 @ 16:57 | Responder

  15. Nombre:Milagro Sarahi Ordoñez Palada
    Numero de cuenta:20161031311
    Numero de lista:35
    Numero de grupo:4
    En donde estudie: Instituto Superacion San Francisco
    Que estudie:Bachillerato Tecnico en Salud Comunitaria
    Mis Espectativas:Que este curo sea muy productivo,tener actividades dinamicas,sacar buenas calificaciones,ser competente,lograr el objetivo de la clase,buena comunicacion maestra-alumna.

    Comentario por Milagro Sarahi Ordoñez Palada — 04/06/2018 @ 19:36 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Gracias Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: