Estudios de la mujer Blog de Anarella Vélez

17/05/2010

El pensamiento ilustrado de la modernidad y la mujer

Filed under: Uncategorized — anarellavelez @ 19:43

El pensamiento ilustrado de la modernidad y la mujer
Anarella VÉLEZ
La posición histórica y social de las mujeres en cuanto sujetas subordinadas, oprimidas, negadas o invisibilizadas por los modos dominantes de producción y por las relaciones sociales empieza a cuestionarse durante la época de la modernidad . En ello reside el particular interés del período para la historia de las mujeres: en ese contexto, de grandes cambios sociales, fue posible práctica sediciosa de las mujeres durante la Revolución francesa, ambiente propicio para re-significaciones del lenguaje universal.
La modernidad nos ha heredado un legado filosófico en el que se instituyen los valores propios de la Ilustración: libertad, autonomía, igualdad, lucha de la razón contra el prejuicio, como elementos que propiciarán la aparición del pensamiento feminista.
Es el contexto en el que, como grupo de excluidas, las mujeres luchan por la igualdad, aunque sin romper aún con todo aquello que es producto de la dominación. La oposición a la totalidad del sistema que creó la bipolaridad masculino-femenina y el planteamiento de alternativas sociales que pueden transformar la relación de género es más bien propia de la segunda mitad del siglo XX.
Si bien antes de la revolución francesa hubo mujeres que desde una posición individual plantearon reivindicaciones en pro de la igualdad femenina, uno de esos casos dignos de sobresaltar es el de Josefa Amar, española e ilustrada . Con sus obras Importancia de la instrucción que conviene dar a las mujeres (1784) o el Discurso sobre la educación física y moral de las mujeres (1769), hubo que ir al encuentro de la Revolución Francesa para que la palabra de las mujeres empezara a enunciarse.
Entre los ilustrados franceses que elaboraron el programa ideológico de la revolución destaca la figura de Condorcet , quien en su obra Bosquejo de una tabla histórica de los progresos del Espíritu Humano (1743) reclamó el reconocimiento del papel social de la mujer. Condorcet comparaba la condición social de las mujeres de su época con la de los esclavos.
Tras el triunfo de la revolución de 1789 éste resaltó la contradicción evidente: una revolución que basaba su justificación en la idea universal de la igualdad natural y política de los seres humanos (Liberté, Egalité, Fraternité), negaba el acceso a las mujeres, la mitad de la población, a los derechos políticos, lo que en realidad significaba negar su libertad y su igualdad respecto al resto de los individuos.
En medio de la trama de la revolución vivió la autora teatral y activista revolucionaria Olympe de Gouges (1748-1793) quien fue, sin lugar a dudas, la protagonista de la contestación femenina. En 1791 escribió su famosa Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana en respuesta a la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano aprobada por la Asamblea Nacional en agosto de 1789, que desconocía a las mujeres. Parafraseando el documento programático de la revolución, Olympe de Gouges denunció que la revolución hubiera olvidado a las mujeres. Así afirmó que la “mujer nace libre y debe permanecer igual al hombre en sus derechos”. Su propuesta fue bastante clara y contundente: libertad, igualdad y derechos políticos, especialmente el derecho de voto para las mujeres. Su visionaria propuesta chocó con la oposición de los hombres que dirigían la revolución. En 1793, con la creación de la Sociedad de las Republicanas Revolucionarias –llegaron a vestir la escarapela tricolor en el peinado, agregando el gorro frigio y pantalón rojo- se volvieron en su contra férreos enemigos que hicieron fracasar el movimiento. La misoginia afloró y los más reaccionarios se preguntaron ¿desde cuándo le está permitido a las mujeres abjurar de su sexo y convertirse en hombres? ¿Desde cuándo es decente ver a mujeres abandonar los cuidados devotos de su familia, la cuna de sus hijos para venir a la plaza pública, a la tribuna de las arengas a realizar deberes que la naturaleza ha impuesto a los hombres solamente? Chaumette, notorio misógino de la época.
El encarcelamiento y ejecución de Olympe de Gouges durante el período de la dictadura jacobina simbolizó el fracaso de los reclamos feministas durante la revolución. El Código Civil napoleónico de 1804, en el que se recogieron los avances sociales más relevantes de la revolución, negó a las mujeres los derechos civiles reconocidos para los hombres durante el período revolucionario (igualdad jurídica, derecho de propiedad…), e impuso unas leyes discriminatorias, según las cuales el hogar era definido como el ámbito exclusivo de la actuación femenina.
Por estos tiempos la inglesa Mary Wollstonecraft, en su Vindicación de los derechos de la mujer también ha dejado descrito su oposición al absolutismo. Su vida y obra reflejaron su visión acerca de la conexión existente entre ese sistema político y las relaciones de poder entre los sexos. Los hombres ejercían una verdadera tiranía absolutista sobre las mujeres en el ámbito de la familia y la casa.
Para Wollstonecraft, la clave para superar la subordinación femenina era el acceso a la educación. Las nuevas mujeres educadas no sólo alcanzarían un plano de igualdad con respecto a los hombres, sino que podrían desarrollar su independencia económica accediendo a actividades remuneradas.
Wollstonecraft, sin embargo, no dio importancia a las reivindicaciones políticas y no hizo referencia al derecho de voto femenino.
“Ya he advertido sobre los malos hábitos que adquieren las mujeres cuando se las confina juntas; y pienso que podría extenderse con justicia esta observación al otro sexo, mientras no se deduzca la inferencia natural que, por mi parte, he tenido siempre presente, esto es, promover que ambos sexos debieran educarse juntos, no sólo en las familias privadas sino también en las escuelas públicas. Si el matrimonio es la base de la sociedad, toda la humanidad debiera educarse siguiendo el mismo modelo, o si no, la relación entre los sexos nunca merecerá el nombre de compañerismo, ni las mujeres desempeñarán los deberes peculiares de su sexo hasta que no se conviertan en ciudadanas ilustradas, libres y capaces de ganar su propia subsistencia, e independientes de los hombres (…) Es más, el matrimonio no se considerará nunca sagrado hasta que las mujeres, educándose junto con los hombres, no estén preparadas para ser sus compañeras, en lugar de ser únicamente sus amantes (…)”
Para Celia Amorós el feminismo encuentra su fundamento teórico en los enunciados de la Ilustración, pues es en ese contexto en donde se desarrolla una racionalidad del discurso, y en el que se encuentra un distanciamiento de la legitimación de las esencias como naturales. Es en la ilustración en donde se ubica la construcción de la razón patriarcal, consubstancial al discurso del poder, que da fundamento a un concepto falso de universalidad, en el que la gran ausente es la mujer.
“Las mujeres tenemos todavía mucho que pensar y dar que pensar para salir del lugar de lo no-pensado. Del lugar del no-reconocimiento, de la no-reciprocidad, por tanto, de la violencia. El feminismo, como todo proceso emancipador, es fuente de pensamiento interpretativo, suministra nuevas claves de desciframiento de lo real en tanto que es un proyecto de reconstrucción de la realidad social sobre la base de nuevos e insólitos pactos… Pactos donde lo pactado –y, por ende, lo excluido como sujeto activo del pacto– no fueran las propias mujeres como genérico. Una sociedad, en suma, no constituida por pactos patriarcales…

El feminismo no ha quedado fuera del desconcierto que genera cualquier aspiración de cambio social profundo. La crisis ha reanimado al feminismo hondureño. La crisis nos ha exigido situarnos en una perspectiva “crítica” para, así, revisar, repensar y reformular la teoría y práctica feminista. Y ésta es la actual situación del movimiento feminista, tal y como se evidencia en la autorreflexión que se hace desde las Feministas En Resistencia, movimiento que se pregunta de nuevo ¿quiénes somos?, ¿qué queremos?, ¿hacia dónde caminamos? La tarea del movimiento feminista ha permitido que el movimiento popular hondureño valore positivamente la diversidad y posibilitado la articulación de las “diversas” maneras de hacer política con el feminismo. Por tanto, se puede decir que ante la crisis de los proyectos emancipadores, el feminismo ha revisado sus planteamientos al tomar conciencia de que el camino de la liberación, como la realidad misma, no es uno, sino múltiple.
El feminismo no está agonizando y no es una mera locura de un grupito de mujeres. Más bien es una reflexión sobre el ser humano y una manera de vivir. Sabemos que no todos lo que NO son feministas pueden defienden valores como la libertad, la solidaridad, la tolerancia, la autodeterminación. Sabemos que históricamente los movimientos revolucionarios han sido protagonizados por hombres y mujeres. Pero cuando han tenido éxito, ha sido el hombre quien ha tomado el poder y la mujer quien ha continuado estando oprimida. Esta situación podría cambiar si entendiéramos el feminismo, no como un apéndice de los movimientos revolucionarios, sino como una fuerza de cambio social, ético y político, es decir, de cambio global. Y esta es nuestra tarea: construir una sociedad diferente, más justa y solidaria, ya que son muchas las mujeres conscientes de que nuestra lucha no va a concluir con la igualdad legal. La igualdad de derecho no nos sirve si de hecho todavía hay discriminación. Tenemos que dejar de ser uno de los objetos de la concepción patriarcal del mundo (donde el sujeto es el hombre y los objetos son todo aquello que le rodea). Pedimos ser sujetos (históricos, políticos, sociales, éticos). Y para conseguirlo todavía nos queda mucho por recorrer.

ACTIVIDADES
1. Ubica cronológicamente el período de la Ilustración y la Revolución Francesa
2. Elabora una breve biografía de Olympe de Gouges y Condorcet
3. Explica la contradicción en la que incurrieron los revolucionarios franceses a la hora de abordar el tema de los derechos de la mujer. ¿Qué dice Condorcet sobre ello?
4. Compara la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) y la Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana (1791). ¿Cómo piensas que redactó Olympe de Gouges su documento?
5. Analiza las declaraciones del revolucionario Chaumette. En tu opinión, ¿cuál es el papel de la mujer? ¿Qué terreno le queda vedado? ¿Cómo justifica esa distinción entre hombres y mujeres?
6. Elabora una breve biografía de Mary Wollstonecraft
7. Analiza el texto de Wollstonecraft: ¿Cuál es la demanda principal que plantea? ¿Qué características debe tener una mujer para ser considerada compañera de su marido?
8. ¿En qué zonas del mundo se difunde antes la obra de John Stuart Mill? ¿Qué características culturales y de desarrollo económico y social tenían?
9. Señala las diferencias entre el planteamiento de Wollstonecraft y Mill
10. ¿Qué acontecimiento desencadena la creación del primer grupo sufragista británico?

Anuncios

8 comentarios »

  1. Fine way of describing, and fastidious piece of writing to obtain
    data about my presentation subject, which i am going to
    present in school.

    Comentario por Click here — 27/05/2013 @ 08:23 | Responder

    • thank you very much for your appreciation of our work, thank you for your encouragement

      Comentario por anarellavelez — 27/05/2013 @ 19:39 | Responder

  2. I am regular reader, how are you everybody? This piece of writing posted at
    this website is in fact nice.

    Comentario por Ilene — 18/04/2013 @ 17:54 | Responder

    • thanks for following, you’re very kind

      Comentario por anarellavelez — 22/04/2013 @ 05:26 | Responder

  3. I got this site from my friend who told me regarding this web site and now
    this time I am browsing this website and reading very informative articles here.

    Comentario por click here — 13/04/2013 @ 19:47 | Responder

    • “Obtuve la dir. de este sitio de mi amigo que me dijo respecto a este sitio web y ahora
      estoy navegando en este sitio web y leyendo artículos muy informativo aquí.”
      Gracias

      Comentario por anarellavelez — 14/04/2013 @ 00:42 | Responder

  4. Thanks for sharing your thoughts about general.
    Regards

    Comentario por Rafael — 13/04/2013 @ 02:52 | Responder

    • “Gracias por compartir tus pensamientos acerca general.”
      Gracias a tí.

      Comentario por anarellavelez — 14/04/2013 @ 00:43 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Gracias Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: