Estudios de la mujer Blog de Anarella Vélez

15/11/2009

Alternativas de las mujeres hondureñas en el siglo XXI

Filed under: Uncategorized — anarellavelez @ 01:07

Anarella Vélez

 

El feminismo no es extremismo, es condición para la transformación social”.

Vivimos unos tiempos en los que la crisis profunda que afronta la sociedad hondureña,  agravada por el  golpe de Estado del 28-J,  nos ha arrojado intempestivamente al siglo XXI. En más de una ocasión las/os analistas han reconocido que los avances en la emancipación de una sociedad se mide por el nivel de  emancipación de las mujeres. Se reitera,  asimismo,  que los cambios de una sociedad no son tales si estos no contribuyen a erradicar  las formas de  esclavización a las que, por siglos, han estado sometidas las mujeres.

 

En estos momentos, la activa participación de las mujeres y de las feministas  en la lucha por  el restablecimiento del orden de derecho ha sido y es notable. Ello ha reafirmado su identidad y ha restaurado sus referentes históricos  y su definitiva inserción protagónica en el proceso de las  profundas transformaciones que vive Honduras. Ante propios  y extraños, se ha puesto en claro que las mujeres hemos asumido un compromiso revolucionario al decidir vincularnos  a la de-construcción de un sistema de relaciones  tradicionales que, día tras días, adjudica  papeles pre-establecidos a mujeres y hombres.  Una y otra vez,  las mujeres nos  hemos empeñado en señalar que la opresión de género es realmente la razón de ser del sistema social fundado en la desigualdad y el desequilibrio social.

 

Las Feministas en Resistencia (FER) han reaccionado ante la opresión de la que han sido objeto a lo largo del tiempo,  y hoy  pugnan  por su liberación en el marco de  la oportunidad histórica de la  construcción de una sociedad basada en la equidad y la justicia común  para toda la sociedad. Para bien de todas/os,  ya nos hemos descontaminado de la enfermedad propia de la post-modernidad: la des-ideologización.  La crisis política y social creada por la dictadura fascista ha puesto en evidencia que la liberación de la mujer no es un asunto aislado en la edificación de una sociedad  humana y equitativa, única vía para la superación de la opresión de la mujer: la de género, la de clase, la étnico y sexual. Las Feministas en Resistencia han comprendido  esta interrelación y rechazan activamente  todo dogma que contribuya a atomizar el movimiento popular organizado en el Frente de Resistencia y su diaria batalla  por una Constituyente,  irremplazable  punto de partida  para la transformación de nuestra sociedad por la vía pacífica.

 

Si bien es trascendental la importancia que tienen estos aspectos reivindicativos,  la lucha de las feministas va más allá de la conquista de una legislación progresista,  de las cuotas burocráticas y de los porcentajes de participación  que enmascaran el origen de la problemática de la mujer. Las feministas nos planteamos en esta coyuntura un programa de reivindicaciones que permitan la consolidación de nuestra capacidad  organizativa,  formativa y de movilización,  a fin de lograr una verdadera equidad de género en la que se contemplen nuestros derechos específicos.

 

La ruptura del orden institucional nos ha aportado contenido y sentido a nuestras  propuestas como  Feministas en Resistencia, enriqueciéndolas.  Las diferencias

–conformadas como estamos por 12 organizaciones- se han asumido con responsabilidad y nos sentimos  unidas a partir de la diversidad misma, formando equipo en contra de la oligarquía golpista, el ejército que lo sostiene, el grupo de fundamentalistas del Opus Dei que lo glorifica, de las fuerzas conservadoras de América Latina y del imperio que le sirven  para atenazar y sojuzgar a este pueblo, hoy sí más despierto y vivo que nunca.

 

En este  ambiente,  en el que se avizoran  profundos cambios,  las Feministas organizadas refuerzan su requerimiento  crítico hacia las acciones y  visiones arcaicas,  primitivas, desenfocadas, enfermizas y, sobre todo, interesadas en mantener la desigualdad y la injusticia.  En palabras más directas, vale decir que están en franca  oposición a estas gentes perversas que no han evolucionado,  que desconocen los valores,  enmascarando sus verdaderos propósitos tras una impostura de falsa santidad y que, en el fondo, lo único que se proponen es  detener las transformaciones que la hondureñidad  demanda.

 

Definitivamente,  las FER están  comprometidas,  junto al Frente Nacional de Resistencia,  a  construir una sociedad  justa e incluyente,  generando propuestas anti-sistémicas, alternativas al capitalismo y al patriarcado, a la mercantilización del cuerpo, la banalización del concepto de diversidad como trampa del mercado, con la  socialización  y  comprensión de conceptos que complementen  las demandas del Feminismo,  como ahora nos lo exige  la puntual  reversión del golpe de Estado y la restauración del orden constitucional.

 

 

7 de noviembre de 2009

Anuncios

1 comentario »

  1. somos de la seccion 1601 de la clase de estudios de la mujer

    Comentario por katherine — 26/05/2010 @ 23:54 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Gracias Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: