estudiosdelamujer’s Blog

13/12/2010

Impunidad, Violencia y Violaciones a los Derechos Humanos de las Mujeres en el contexto del EPU.

Filed under: Uncategorized — anarellavelez @ 01:13

Anarella VÉLEZ

Cuando mi compañera del Centro de Estudios de la Mujer de Honduras, María Elena Méndez, me invitó a participar en esta jornada de reflexión con la que finaliza la campaña para visibilizar la violencia que sufren las mujeres hondureñas no pude negarme. Quiero agradecerle el que me considere merecedora del privilegio de estar aquí, junto a todas ustedes, mujeres valerosas y maravillosas, a las que respeto y admiro.
Antes de entrar de lleno al tema central de mi participación, vale la pena recordar que la violencia contra las mujeres es una realidad casi tan vieja como la humanidad misma. En nuestro tiempo lo que ha cambiado es que, gracias al trabajo sistemático de las feministas, se habla de ella, se hacen estadísticas, se investigan sus causas, se buscan alternativas, se emiten leyes en su contra. No es poco, pero aún no es suficiente.

La violencia contra las mujeres está más consolidada que nunca. Peor aún, la violencia contra las mujeres es el crimen encubierto más numeroso del mundo. En las sociedades occidentales, y en todas partes, cada día, cada hora, las mujeres son violentadas y asesinadas en crímenes ligados a la sexualidad y por el solo hecho de ser mujeres. La situación es tan grave que las feministas hemos tenido que crear nuevos conceptos para dar cuenta de la especificidad de estos crímenes sexistas: el femicidio y el feminicidio.
Bien, creo llegado el momento de preguntarnos qué es el EPU. El Examen Periódico Universal es un novedoso mecanismo de control sobre los Estados surgido en el marco de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 60/251, con el cual se creó el Consejo de Derechos Humanos (CDH). Desde ese entonces se resolvió que el Consejo realizaría un Examen Periódico Universal apoyado en información objetiva y fidedigna, sobre el cumplimiento por parte del Estado Miembro de la ONU, de sus obligaciones y compromisos en materia de Derechos Humanos.

El examen es un mecanismo creado para ser cooperativo en el sentido que deberá basarse en el diálogo interactivo, con la participación plena de las organizaciones de la sociedad civil del país examinado, y del Estado mismo. El EPU, además, considera las necesidades de fomentar las capacidades de los Estados.

Es en este contexto que se organiza un Grupo Estratégico para el EPU en Honduras, conformado por las organizaciones de la sociedad civil. A partir del mes de abril del presente año, el Grupo Estratégico EPU-Honduras, presentó insumos sobre los principales problemas en materia de derechos humanos de los últimos cuatro años. Por razones estratégicas las organizaciones especializadas en la defensa de DDHH presentaron sus informes temáticos por separado y, a la par, se hizo un informe global a fin de fortalecer nuestra posición frente al Gobierno, que apenas decidió consultarnos hasta el último momento.

En la primera etapa del EPU las mujeres hicimos del conocimiento del CDH que, si bien la violencia contra las mujeres es reconocida como una violación de los DDHH en muchos acuerdos y tratados internacionales, regionales e incluso nacionales, estos no funcionan como herramientas y garantías para la prevención de estos crímenes. El más destacado de estos instrumentos internacionales es el de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer (Convención de Belén do Pará), del cual Honduras es signataria desde 1995. Sin embargo, tras quince años no se tienen los resultados ni los avances esperados.

Se ha comunicado al CDH que en Honduras la violencia doméstica es la única forma de violencia contra las mujeres que se ha logrado posicionar en el Estado. Lo cierto es que la violencia contra las mujeres sigue campeando en la vida de las mujeres, debido a la falta de una política vigorosa y sostenida por parte del Estado. De todas es conocido el estrepitoso fracaso del Plan Nacional contra la Violencia hacia las Mujeres (2006-2010) diseñado por el Instituto Nacional de la Mujer. Este fue socializado pero no fue dotado de presupuesto para lograr una ejecución aceptable.

Se hizo del conocimiento al CDH que entendemos que no ha habido la voluntad política para promover acciones que crearan las condiciones de tipo estructural e integrales capaces de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia por razones de género. En este sentido se detallan omisiones básicas pero importantes, como:
• No se crearon refugios para proteger la vida de las mujeres en situación de emergencia
• Los juzgados especializados de violencia doméstica creados, tal como dispone la ley especial desde 1997, fueron instalados sólo en dos ciudades. Aún persiste la práctica de actos “irregulares e ilegales” que obstaculizan el acceso a la justicia a las mujeres como el cobro ilegal para poder efectuar citaciones, la imposición de cargas innecesarias sobre las denunciantes como la obligación de acompañar al funcionario que va a citar al denunciado o en algunos lugares, de tener que efectuar ellas este acto que constituye una obligación policial o judicial, exponiéndose, así, a mayores actos de violencia o por esta razón, inhibiéndose de continuar con la denuncia.
• El Ministerio Público no cuenta con las capacidades para dotar de medidas de seguridad a las mujeres que sufren violencia doméstica (órdenes de protección de emergencia) aun cuando la Ley especial le faculta expresamente para el ejercicio de esta función.
• El Ministerio Público, aunque cuenta con una unidad especializada de investigación en muertes violentas de mujeres o femicidios ésta no funciona a nivel nacional
• Los recursos invertidos en la sensibilización y capacitación a la Policía Nacional Preventiva no han tenido los resultados esperados por la inexistente política pública que podría generar efectos sobre el tratamiento de la violencia contra las mujeres.
• Las estadísticas oficiales no desagregan información por sexo.
Es importante señalar que se hizo del conocimiento del CDH de NU que tras el Golpe de Estado del 28 junio de 2009 que derrocó al Presidente Manuel Zelaya Rosales las violaciones a los Derechos Humanos de las Mujeres ha asumido rasgos preocupantes y se le ha informado de la persecución política de que han sido víctimas funcionarias públicas del Gobierno derrocado y mujeres de las organizaciones sociales. Este acontecimiento contribuyó a evidenciar las profundas brechas sociales ya existentes, así como a agudizar las violaciones de derechos humanos que sufren cotidianamente las hondureñas. El golpe de Estado también dejó al descubierto una institucionalidad débil que no supo responder a las demandas por el retorno a la democracia y el respeto a los derechos humanos, haciendo irrefutable la inexistencia de un efectivo Estado de Derecho.
El informe preparado por las mujeres para el EPU aportó valiosísimos insumos acerca de las violaciones de derechos humanos de las mujeres los cuales se han logrado identificar y documentar a través del trabajo realizado por más de 20 años en Honduras. Este es el caso particular de los Femicidios.
Los femicidios o muertes violentas de mujeres por razones de género han aumentado de una manera vertiginosa durante los últimos años: de 2006 al 2009 el incremento es de un 119%. El aumento más importante se produjo de 2008 al 2009, cuando de 252 casos la cifra se elevó a 405, representando un incremento del 60.7%; el evento que podría estar incidiendo en este aumento es el golpe de Estado, momento en el cual los diferentes órganos del sector justicia, coludidos en el rompimiento del Estado de derecho, se enfocaron completamente en su instalación y defensa y mantienen todos estos crímenes en la impunidad pues no se han investigado ni se han señalado ni castigado a los culpables.
Se informó al CDH sobre los casos de Violencia Sexual en sus distintas formas. Se dio a conocer que ésta es una de las manifestaciones de violencia contra las mujeres que más se produce en el país debido a circunstancias culturales que la permiten y justifican. El Estado no ha atendido las exigencias de reformas a la legislación vigente y en materia de sanciones a hechos de violencia sexual como el incesto, el hostigamiento sexual, la violación en la relación de pareja y el matrimonio o entrega en relación de pareja de niñas menores de 15 años hace que . La mayor parte de actos de violencia sexual acontece contra niñas y mujeres cuyo rango de edad se ubica entre los 5 a 24 años, concentrándose la mayor parte, un 38.77%, en el rango de 10 a 14 años. De 2006 al 2009 el rango de edades se mantiene, pero el número de casos denunciados aumentó en un 74.35% cuando de 1111 casos en el 2006 se pasó a 1937 en el 2009. En este mismo período, el promedio de mujeres víctimas de actos violencia sexual es de un 83.6%; el porcentaje restante incluye a niños. Investigaciones desarrolladas en expedientes judiciales permiten concluir que los delitos sexuales no están en las prioridades de los operadores de justicia, puesto que muchos casos quedan impunes por negligencia de los responsables de su persecución
En el marco del EPU se señaló que se deben de diseñar estrategias públicas de información y educación sexual laica y objetiva para favorecer la prevención de los abusos sexuales contra los menores y las mujeres. Se recomendó que se demande al Estado la urgente revisión del marco legal existente para sancionar formas de violencia sexual aún no incorporadas en el Código Penal Penal y para reformar algunos tipos penales con el objetivo de reducir la impunidad. Considerar un sistema de sanciones a funcionarios públicos que actúan con negligencia en estos casos.

El informe no dejó de lado el Acceso a la Anticoncepción de Emergencia, y el Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
En relación a estos temas se recomendó a los CDH que es una necesidad que el Estado hondureño asuma su responsabilidad en el acceso a información, servicios y empoderamiento para la toma de decisiones sexuales reproductivas de las mujeres, con la derogación de decretos y acuerdos de ley que contrarían los compromisos internacionales asumidos por el Estado
Respecto al Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo se remarcó que en Honduras toda forma de aborto provocado es punible, incluyendo aquellos casos en los que peligra la vida de la mujer y en casos de embarazos no deseados producto de violaciones sexuales. En este sentido se exhortó al CDH para que se recomendara al Estado que promueva un diálogo abierto y plural que busque salidas a los problemas de salud de las mujeres desde una perspectiva de derechos humanos, especialmente aquellos relacionados con su sexualidad y reproducción. En ese sentido debe revisarse el Código Penal y cualquier otra legislación que limita las decisiones sexuales y reproductivas de las mujeres.

El Informe Nacional (IN) presentado por el actual régimen en el marco de la Evaluación Periódica Universal, en la ciudad de Ginebra, Suiza, no reflejó el consenso del Estado hondureño. En él se violentó el procedimiento establecido por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, pues se desconocieron los informes preparados por las organizaciones de la sociedad civil e ignoró la opinión de todos los sectores involucrados en la promoción y defensa de los derechos humanos del país. Por ello no es de extrañar que el IN abordara la temática de las mujeres en los siguientes términos:
“Derechos de los grupos humanos en situación de vulnerabilidad
A. Derechos de la mujer
75. En cuanto a los derechos de la mujer y sin perjuicio de los compromisos internacionales sobre la materia, en 1997 fue aprobaba la Ley Contra la Violencia Doméstica, que tiene como propósito proteger la integridad física, psicológica, patrimonial y sexual de la mujer, contra cualquier forma de violencia por parte de su pareja. Esta Ley dio origen a la creación de los Juzgados contra la Violencia Doméstica en Tegucigalpa y San Pedro Sula y la Fiscalía Especial de la Mujer.
76. En 1998 se creó el Instituto Nacional de la Mujer (INAM) como una institución de desarrollo social, autónoma, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que tiene por finalidad incorporar plenamente a la mujer al proceso de desarrollo sostenible, con equidad de género en lo social, económico, político y cultural. El INAM es el organismo responsable de formular, promover, coordinar, ejecutar y dar seguimiento a la política nacional de la mujer.
77. Durante el periodo 2002 – 2007 y como resultado de las luchas históricas del movimiento de mujeres en Honduras y el mundo, se creó la Política Nacional de la Mujer, la cual busca impulsar la equidad de género y hacer operativos los compromisos internacionales del país contenidos en la Convención Sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y aquellos derivados de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo y de la lV Conferencia Mundial de la Mujer.
78. Se aprobó la “Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer”, con el propósito de integrar y coordinar las acciones que el Estado y la sociedad civil ejecutan para eliminar todo tipo de discriminación contra la mujer y alcanzar la igualdad de los hombres y mujeres ante la Ley.
79. Entre los logros relevantes en esta materia cabe resaltar los siguientes: la creación de la Unidad de Género de la Policía; capacitación de agentes de la Policía Nacional de Honduras en asuntos de Género y Prevención de Violencia de Género, Doméstica, Intrafamiliar y Explotación Sexual Infantil; implementación de medidas vinculadas a la atención de la violencia contra la mujer como: la línea 114, casas-refugio, oficinas de recepción de denuncias de violencia en estaciones de policía e incorporación de mejores condiciones académicas, formativas y de infraestructura para recibir más mujeres dentro de
la Policía Nacional; aprobación de una política de equidad de género dentro de los partidos políticos cuyo cumplimiento será supervisado por el Tribunal Supremo Electoral; creación de la Unidad Especial de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres, adscrita a la Fiscalía Especial de la Mujer.
80. En 1998 se crea la Comisión Interinstitucional de Femicidios, con el propósito de garantizar la aplicación de las leyes que previenen la violencia contra la mujer, la cual está conformada por varios entes gubernamentales y no gubernamentales”

El Estado de Honduras fue evaluado por primera vez el 4 de noviembre por la CDH en Ginebra, Suiza. En este proceso, el Grupo Estratégico EPU-Honduras participó previamente, durante y después, brindando información, formulando preguntas y proponiendo recomendaciones a los Estados miembros del CDH sobre diferentes aspectos relacionados con la promoción y protección de los DDHH en Honduras. Por ello no es de extrañar que en el Informe final contenga 19 recomendaciones que atañen a la problemática de las mujeres (Países: Ghana, España (2), Santa Sede, Ecuador (2), Irlanda (2), Brasil (2), Argentina, Azerbaiyán, Haití, Canadá (2), Tailandia, Francia (2), Japón). En este sentido nuestra participación tuvo los resultados esperados.
Sin embargo, es necesario señalar que el Estado de Honduras, al presentar el IN, faltó a la verdad en más de un sentido: 1. Se altera la verdad cuando se manifiesta que el aborto terapéutico está legalizado en el país. 2. Las referencias al reconocimiento de comunidad lésbica gay (LGTBI) es inconsistente pues no menciona la brutal represión y los asesinatos de los que ha sido víctima esta comunidad. Omite reconocer que aun existen en el país normas que reflejan homofobia. 3. El IN omite informar sobre el grave aumento de asesinatos de mujeres y femicidios. Todas son violaciones a los DDHH que el IN ocultó o falseó.
El IN se descalifica a sí mismo al desconocer una verdad aceptada por el sistema de las UN: el golpe de Estado producido el día 28 de Junio del 2009, como el acto de mayor violación de derechos humanos suscitado en el país en las últimas décadas, olvidando las secuelas de represión y muerte que éste ha generado, también omite mencionar que los responsables no han sido señalados ni sometidos a juicio, institucionalizándose la impunidad.
Cuando las autoridades se han referido al EPU ante el pueblo hondureño que han manipulado la información sobre el mismo y deliberadamente se ha ocultado que éste no establece aplicación de sanciones, tal como se pretende desinformar a la ciudadanía a través de los medios empresariales, al manifestarse de que el país salió bien librado de la evaluación porque no fue sancionado. El EPU es un mecanismo que tiene como finalidad primordial la posibilidad de demostrar, una vez cada cuatro años, que se han tomado acciones concretas para mejorar la situación de los derechos humanos en el país.
Con el EPU se han comunicado a nuestro país más de 140 recomendaciones para mejorar las condiciones de derechos humanos; Ello refleja la desacertada política ejecutada ´por el actual régimen y gobiernos anteriores en materia de DDHH. La creación de una Secretaria de Justicia y Derechos Humanos, si bien es una medida considerada acertada por la mayoría de los países, no constituye en sí misma una prueba del mejoramiento de los derechos humanos.
La reciente promulgación por parte del Congreso Nacional de leyes que menoscaban la protección de los DDHH (ley del empleo a medio tiempo y la ley antiterrorista); la militarización de nuestra sociedad; el aumento al presupuesto de Defensa versus la disminución de los presupuestos de Educación y salud; la aplicación del fuero militar en un caso estrictamente civil, violentando el debido proceso, y el derecho a la defensa de los acusados. Las crueles masacres de niños, jóvenes y de campesinos en el sector del bajo aguan, son actos que evidencian el encubrimiento y la indiferencia por el más alto derecho humano , como lo es el derecho a la vida, por parte del régimen.
Recientemente el Grupo Estratégico ha declarado que , a pesar de la campaña emprendida por el régimen en contra de las/os Defensoras/es de los Derechos Humanos, están dispuestas/os a construir una cultura de respeto a los compromisos asumidos por el actual régimen, tanto con las recomendaciones del EPU como con las demás recomendaciones hechas por la Comisión Interamericana CIDH, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otros organismos internacionales privados. Estaremos monitoreando cada una de esas recomendaciones y alertando al pueblo hondureño sobre el cumplimiento o no de las mismas como parte de nuestro compromiso en la defensa de los derechos del pueblo.

La violencia contra las mujeres está más consolidada que nunca y la mayoría de estos actos que vulneran los DDHH de las mujeres quedan en la impunidad por desinterés, por actos de corrupción o por incapacidad. Es una apremiante necesidad invertir esta gravísima situación. En el marco del EPU tenemos una cita en marzo de 2011, esa será una nueva oportunidad para demandar respuestas del Estado hondureño y del Sistema de las Naciones Unidas. Tengan la seguridad que la sociedad civil no la va a desaprovechar.

10 de noviembre de 2010

1 Comentario »

  1. Hola doctora,lastimosamente no pude asistir a su ultima clase de la cual fue de mucha importancia conocer mas acerca del estudio de la mujer, genero y sobre todo de la mujer feminista. Me ha concientizado hacerca de los derechos que nos han sido violentados y sobre todo la importancia de genero. Fue un placer llevar la clase con usted ; y nunca olvidare que la mujer se hace no nace . hasta pronto.
    http://vz.iminent.com/vz/77224126-58ac-4117-b4eb-4fb134875e40/1/wet.gif

    Comentario por Belinda Rodriguez — 16/12/2010 @ 13:32 | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 792 seguidores

%d personas les gusta esto: